Deportes

Las 'guerreras' se citan con la historia

  • Tras el paso atrás dado en el pasado Europeo, España afronta la cita mundialista con el reto de repetir medalla

La selección española femenina de balonmano afronta desde mañana en el Mundial de Serbia el reto de defender el histórico bronce logrado en 2011 en Brasil, en un campeonato en el que las chicas de Jorge Dueñas intentarán codearse nuevamente con las mejores de este deporte.

El 18 de diciembre de 2011 está marcado en rojo en la memoria del combinado nacional. Las guerreras hacían historia al batir por 24-18 a Dinamarca poniendo el broche a un sensacional torneo que daba el segundo gran éxito del balonmano femenino nacional, tras la plata conquistada en 2008 en el Europeo. Sin embargo, lo mejor aún estaba por venir. Ocho meses después, el equipo logró otro sufrido y trabajado bronce, pero en esta ocasión en una cita de mayor nivel y simbolismo como los Juegos de Londres.

Estos dos éxitos casi consecutivos convirtieron a la selección en una de las mejores del mundo pero y, pese al revés del pasado Europeo (undécima), los obliga ahora a acudir a la cita de Serbia con el cartel de aspirante a pelear por un podio que se presenta, como es habitual, muy caro. El camino inicial no presenta excesivas dificultades para el combinado español. Encuadrado en un teórico Grupo C asequible, aunque con la presencia de la campeona Noruega, la segunda fase está al alcance. Angola, la peligrosa Polonia, que dejó fuera a Suecia, y las sudamericanas Argentina y Paraguay completan los primeros rivales de España.

Las de Jorge Dueñas deberían pelear con las actuales campeones mundiales y olímpicas por una de las dos primeras plazas para lograr un cruce más sencillo en los octavos de final.

Ante Noruega (mañana, a las 20:15) España tendrá un debut más que complicado, aunque el bloque, que no ha variado delas últimas grandes citas del que firmó el cuatrienio mágico de 2008-2012, no renuncia a nada. Mantiene la columna vertebral con la buena noticia de poder contar finalmente con la extremo Carmen Martín, que se ha recuperado de su lesión y que volverá a ser una de las principales armas ofensivas españolas. Junto a la de Roquetas de Mar continúan otras piezas claves como Marta Mangué, Begoña Fernández, que afronta su último gran torneo internacional, Silvia Navarro, Macarena Aguilar, Eli Pinedo o Bea Fernández. En total, 12 de las 16 jugadoras actúan fuera de España, lo debe notarse en la competitividad de un grupo experto que busca subir un escalón más tras quedarse con la miel en los labios en la cita londinense.

Junto a España, la lista de favoritas para coronarse campeona del mundo, que encabeza, tiene nombres como los de Montenegro, campeona de Europa tras batir a las nórdicas y subcampeona olímpica; Francia, subcampeona del mundo en China y Brasil, Hungría, bronce en el Europeo, o Corea del Sur, última campeona del mundo no europea (1995).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios