Fútbol | Tercera División

Sin gol, imposible el triunfo (0-0)

  • El Conil encadena ya 11 partidos sin ganar y Los Barrios decepciona

Mario, uno de los más destacados del Conil, intenta la internada. Mario, uno de los más destacados del Conil, intenta la internada.

Mario, uno de los más destacados del Conil, intenta la internada. / Aragón Pina

Conil y Los Barrios firmaron tablas en un partido poco vistoso para el aficionado, equilibrado en cuanto al pulso entre los contendientes y con tan pocas ocasiones de gol que prácticamente habría dado igual que se hubiese disputado sin porterías.

El empate, justo a tenor de lo visto sobre el césped del Municipal Pérez Ureba, incrementa a 11 las jornadas que lleva sin ganar el conjunto jandeño, lo que propició que tras el pitido final se escucharan protestas contra Francisco Javier Zafra. La directiva, sin embargo, mantiene su absoluta confianza en el entrenador. Por su parte, el equipo barreño, que decepcionó por la imagen ofrecida, sigue en cualquier caso en la zona noble, metido de lleno en la pelea por alcanzar la fase de ascenso a Segunda B.

Curiosamente, pese a que el tedio marcó el duelo, el comienzo resultó fulgurante por parte de los locales, que gozaron de su primera buena opción en una internada de Mario por la derecha con centro y cabezazo desde atrás de Javi Navarro que obligó a intervenir con acierto a Zamora.

No obstante, la acción fue en realidad un espejismo porque los campogibraltareños se hicieron con el control del esférico y a los amarillos no les quedó otra que intentarlo a la contra. En el 20’, jugada de Zequi por la banda izquierda, centro al punto de penalti y de nuevo Javi Navarro con la testa manda desviado.

Hasta el descanso, la misma tónica, control foráneo sin peligro para Gallego y sólo una llegada más inquietante de los conileños, en otra combinación entre Mario y Javi Navarro, poco antes de la media hora, que acabó con el cuero rozando la madera.

En la segunda parte, los de Rafael Escobar salieron con más profundidad. Alan lo intentaba una y otra vez por la izquierda y en un centro Mario mandó por encima del larguero. El dominio de los barreños, sin profundidad, obligaba al Conil a defender con uñas y dientes y a seguir intentándolo en acciones puntuales. En el minuto 74, tiro de Cuenca que ataja Zamora, y en el 75, réplica visitante en un remate de Mario a la derecha de Gallego.

El toque y toque en la zona ancha, desesperante, presidió el choque hasta el final, aunque en el 87’ Guti pudo desequilibrar la balanza con un impresionante trallazo al que respondió con nota Gallego, evitando el 0-1.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios