Fútbol l Tercera División

"La etiqueta de revulsivo no es una presión"

  • Sergio Beato, último fichaje del Puerto Real, asume su nuevo papel en la Villa

El Puerto Real dejó el pasado domingo dos sensaciones contrapuestas tras el empate casero ante el San Roque. Por un lado, realizó un buen partido, dando una imagen de bloque, pero por otro, tuvo un gran infortunio ofensivo que le llevó a desperdiciar innumerables ocasiones de gol. Algo parecido le sucedió al último refuerzo del equipo, Sergio Beato, que tuvo la fortuna de marcar en su debut, pero ello no fue suficiente para que se lograra el triunfo.

A pesar de la lectura agridulce que se puede hacer de su estreno, el jerezano se muestra optimista y comenta que "las sensaciones que tuve en el partido fueron buenas, me sentí cómodo, pero luego el campo se puso impracticable y además creo que nos vimos perjudicados por la señalización de un penalti que no fue". Igualmente, añade que "debemos estar contentos, porque si el equipo sigue trabajando de esta manera estoy convencido de que iremos hacia arriba". En cuanto a la buena aclimatación que ha tenido al equipo y a sus compañeros asegura que "a muchos de ellos ya los conocía, de haberme enfrentado a ellos o de haber coincidido en selecciones inferiores. Por eso mi adaptación no ha sido muy compleja, porque cuando hay buenos jugadores, como es el caso, es muchos más fácil".

En cuanto a su nueva etapa en la entidad puertorrealeña, Beato explicaba que "regreso a la tierra después de estar en el Universidad de Las Palmas, donde jugaba, pero hemos pasado malos momentos en el tema del cobro. Vengo con ganas, la oferta del Puerto Real era atractiva y no he tenido en cuenta la clasificación actual porque entiendo que no es real. Además estoy convencido que acabaremos en los primeros lugares porque es el sitio que le corresponde". De la misma forma, Sergio resalta el buen ambiente que se respira en el vestuario: "Creo que es un aspecto fundamental para que se logren los objetivos".

En referencia a la etiqueta de revulsivo que le han podido colocar tras su llegada, el centrocampista manifiesta que "la etiqueta de revulsivo no supone ninguna presión, estoy acostumbrado a jugar si ella. Mi deseo es poder aportar lo máximo al equipo y que éste pueda estar en el lugar que entiendo que le corresponde que es la zona alta de la tabla".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios