Atletismo l Campeonato de Europa en pista cubierta

Los españoles llegan con hambre a París

  • El presidente de la Federación, José María Odriozola, confía en mejorar los resultados obtenidos en Turín hace dos años

La selección española de atletismo, que este fin de semana (de viernes a domingo) participa en los campeonatos de Europa en pista cubierta en el Omnisports de París-Bercy, llegó con retraso y hambre a su alojamiento en la capital francesa por un error de los organizadores con el hotel.

Por la tarde completó la selección española Nuria Fernández, que se incorporó este mismo martes al equipo, a petición de la Federación Española, después de proclamarse en Haro (La Rioja) campeona de España de cross. La atleta prefirió retrasar unas horas el viaje a fin de poder hacer esta misma mañana un entrenamiento de calidad en Madrid, ya que no ha hecho pista cubierta este año y necesita afinar su puesta a punto.

Los seleccionados de la Comunidad Valenciana, entre ellos dos de los candidatos al podio, la vallista Josephine Onyia y el saltador de longitud Eusebio Cáceres, viajaron a París desde Barcelona. Mientras, tanto Manuel Olmedo como Jackson Quiñónez, que habían tenido problemas físicos los últimos días, se encuentran recuperados. "No era más que un poco de asma", explicó el sevillano momentos antes de partir. "Lo que pasa es que en Soria hemos pasado de 17 grados a 1 y me costaba respirar, pero estoy bien, como se va a comprobar".

Más expresivo fue el presidente de la Federación Española, José María Odriozola, que espera que con motivo de los Europeos se hable de atletismo sólo por los acontecimientos deportivos".

"Me quejo de que muchos medios de comunicación sólo destacan las cosas negativas, más que las positivas. Hablemos de lo bueno del atletismo, que hay motivos para hacerlo. Hay futuro si sabemos cultivarlo, pero que nos dejen trabajar", señaló en el contexto del revuelo que produjo la Operación Galgo.

El presidente explicó que Natalia Rodríguez, actual subcampeona de Europa de 1.500 en sala, declinó su ofrecimiento de incorporarse al equipo para París porque "no ha hecho pista cubierta y no se siente motivada", a diferencia de Nuria Fernández, que aceptó la misma propuesta tras proclamarse en Haro campeona de España de cross, el domingo pasado. "Nuria vino a la Federación con su entrenador (Antonio Postigo) y aceptó competir en París, además de hacerlo en el Mundial de cross de Punta Umbría (el 20 de marzo), porque hay margen suficiente de recuperación. Se encuentra en forma", precisó.

Odriozola destacó que "la selección afronta la competición con el ánimo de mejorar los resultados de hace dos años en Turín, donde hubo una actuación algo más floja que en otras ocasiones (cinco medallas, cuatro de plata y una de bronce, y once finalistas", aunque no quiso hacer pronósticos: "Vamos con un equipo bastante bueno, pero no he echado cuentas, ni siquiera. Vamos con posibilidades en pruebas en las que estamos entre los favoritos y en otras el objetivo será luchar por las finales, que en pista cubierta es mucho más difícil. En concursos sólo hay ocho finalistas y en otras especialidades se lo juegan a una carta en las semifinales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios