Deportes

La corona de maestro, la única gran deuda pendiente

¿puede un jugador que ha ganado 16 Grand Slam, 30 Masters 1.000, el oro olímpico en singles y dobles, cuatro Copas Davis y un total de 75 títulos tener todavía una deuda en el tenis? Rafael Nadal lo logró todo y mucho más, pero si hay un gran trofeo que falta en las vitrinas del español, ése es el Masters de Londres.

El español, que debutará mañana ante el belga David Goffin, tendrá la posibilidad de cerrar su inolvidable 2017 conquistando el último gran título que le falta. Nadal participó siete veces en el Masters y llegó a la final en dos ocasiones, 2010 y 2013, pero por diversas razones nunca pudo coronarse como maestro.

Desde su primera actuación en el Masters de 2006, cuando se jugaba en Shanghái, su balance de victorias y derrotas arroja un modesto 16-12. Cada vez que pasó la fase de grupos, Federer o Djokovic frenaron su camino.

"El Masters es un torneo importante que me falta y que no he podido ganar a pesar de haberme clasificado muchos años", reconoció recientemente Nadal. A diferencia de Federer, Djokovic y el británico Andy Murray, el español es el único integrante del Big Four que no pudo levantar aún el título.

La pista rápida en la que se disputa no favorece el juego del español, pero resulta un argumento insuficiente para explicar la sequía de Nadal. Con sus dos títulos en Wimbledon, ya demostró que puede reinar también en las superficies más veloces. Y su saque y su derecha, nadie lo duda, también pueden dañar bajo el techo del O2 Arena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios