Deportes

Se busca Balón de Oro

Luka Modric. Luka Modric.

Luka Modric. / efe

Tres nombres de 736. Casi cinco semanas después del arranque y a punto de celebrarse la gran final, el Mundial Rusia 2018 elige también a su gran estrella individual entre los 32 equipos participantes. ¿Será el Balón de Oro para el cerebro de la sorprendente Croacia, Luka Modric? ¿O para Kylian Mbappe o Antoine Griezmann de la favorita Francia?

Las apuestas apuntan sobre todo a un duelo entre Modric y Mbappe, con todos los ojos pendientes aún de lo que pueda ocurrir el domingo en el estadio Luzhniki de Moscú. Es un duelo apasionante y multifacético: juventud contra experiencia, velocidad contra sabiduría, atacante contra centrocampista.

"Nadie sería más feliz que yo si lo eligen", dice el seleccionador croata, Zlatko Dalic, sobre la posible elección de su experimentado capitán, el mediocampista del Real Madrid Modric.

"Cuando dice que quiere ganar trofeos no es por presumido. Lo quiere porque tiene el talento y el derecho de decirlo", comenta por su parte el medio centro bleu Paul Pogba sobre Mbappe.

El tercer candidato, el también delantero galo Griezmann, asegura que no piensa en el Balón de Oro. "No me interesa en lo más mínimo. Quiero ganar el Mundial", resume el delantero del Atlético de Madrid.

Las tres candidaturas suenan lógicas, pero no dejan de sorprender teniendo en cuenta que en el camino quedaron auténticos monstruos como el portugués Cristiano Ronaldo, que fue de más a menos en Rusia, o el argentino Lionel Messi, que pasó casi desapercibido por el Mundial.

El belga Eden Hazard y el inglés Harry Kane, también barajados durante días como candidatos, se quedaron rezagados después de caer con sus respectivos equipos en semifinales.

Si uno oye los requisitos de la FIFA para decidir quién fue el hombre de Rusia 2018, es difícil no pensar en Modric.

"Técnica, táctica, físico y mentalidad", detalló la leyenda holandesa Marco van Basten, hoy miembro del grupo técnico de la FIFA. "Decisivo con sus habilidades técnicas, lee el juego y cambia el transcurso del partido; físicamente es lo que el equipo necesita y mentalmente es un capitán, es el líder del equipo", abundó el mítico ex delantero oranje.

Modric fue decisivo para llevar a su equipo a la primera final de su historia. El capitán, de 32 años, salió de tres de los seis partidos de su equipo como el MVP. Y marcó en las dos tandas de penaltis del camino a la final.

Enfrente tiene a Mbappe, la nueva perla del fútbol mundial. El jugador de 19 años pulverizó a la defensa argentina con sus galopadas en los octavos de final y apunta a ser en uno de los grandes de la historia, con mayúscula. Sólo Pelé brilló a una edad más temprana en un Mundial, a los 17 años, en Suecia 1958.

Modric, Mbappe o Griezmann. Los tres tendrán la palabra una vez más esta noche en el Luzhniki de Moscú.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios