fútbol división de honor andaluza

El árbitro la lía en Chiclana

  • El colegiado detiene el encuentro durante 18 minutos por insultos

El centrocampista Vela, al fondo, centrando para un compañero.

El centrocampista Vela, al fondo, centrando para un compañero. / sonia ramos

La polémica arbitral protagonizó el partido disputado en la tarde de ayer entre el Chiclana y el Ciudad de Lucena, que hasta entonces no había destacado por ser un encuentro de los más emocionantes que se han visto en el Municipal. Transcurría la segunda parte cuando el colegiado decidió detener el partido tras llamar a sus asistentes. En el acta publicada al cierre de esta edición no se mencionaban los hechos, pero según se pudo conocer en el propio campo, el árbitro (no se puede confirmar si también el linier) había recibido insultos y un esputo por parte de un miembro del Komando Kriptonita. A pesar de intentar dialogar el delegado de campo con ellos, el trío arbitral se retiró a vestuarios y comunicó que el encuentro no se reanudaría hasta que no estuvieran presentes efectivos de la Guardia Civil. El capitán del Chiclana, Alberto, se acercó a hablar con el grupo de aficionados para que se disolvieran pero no se retiraron del campo, solo se desplazaron unos metros dentro de la zona que suelen ocupar en el Municipal. Poco antes, el entrenador del Chiclana, Moisés Arteaga, vio la roja directa de manera injusta, pues en ningún momento se encaró con el árbitro ni usó malas palabras para referirse a lo que estaba diciendo sobre uno de sus jugadores en el campo.

Mucho antes de que ocurriera todo esto el Chiclana arrancó el partido motivado y tuvo una de sus mejores opciones en las botas de Florín en el minuto seis, que disparó solo ante Camacho, pero éste consiguió atrapar el balón. Seguidamente fueron Juan Ureba y Nico también llegaron con peligro antes de los primeros veinte minutos. Aunque los blancos no fueron dueños del balón en ningún momento, por decisión técnica, impidieron al Ciudad de Lucena elaborar su juego, y cuando lo hacía, querían hacerlo tan bonito que las jugadas se diluían por la poca profundidad. Fuster tuvo sendas ocasiones que no acabaron al fondo de la portería por poco.

Tras el descanso los cordobeses salieron más enchufados, encerrando al Chiclana en su área. Periano pasó a ser el hombre más adelantado y Nene se echó a la banda. Destacados Vela y Nico en sus respectivas posiciones, Fuster también hizo un gran papel fuera de su lugar habitual. Los blancos se mostraron muy firmes en defensa, deshaciendo las acciones del rival. El tiempo pasaba y el empate no les servía a ninguno. Tras el parón, un libre directo de Periano pudo decantar el marcador para los locales pero el balón pegó en la escuadra. A partir de entonces el partido se convirtió en una serie de contras alternas que no alteraron el marcador inicial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios