Deportes

El Xerez alega ante la RFEF intentando evitar el descenso

  • Parece abocado a perder otra categoría por una deuda de 92.177 euros, según cálculo de la AFE

El impago a Ruz, Toni y José Vega aboca al Xerez Deportivo a un nuevo descenso, en este caso a Regional Preferente, al cumplirse ayer el plazo concedido por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) para satisfacer la deuda -92.177,13 euros según la AFE- con los tres exfutbolistas del Deportivo. Pedro Marín, abogado y miembro de la Gestora del Xerez, remitió sendos escritos a la Española -el viernes por Ruz y ayer por Toni y José Vega- solicitando amparo y alegando indefensión en ambos casos, argumentando que Ruz carecía del alta médica y que ni José Vega ni Toni fueron despedidos como ambos aseguraron en sus respectivas demandas.

Además, el club azulino señala que, en los tres casos, los exazulinos se han acogido a la vía jurídica saltándose la vía federativa, por lo que ahora entiende que no ha lugar a una sanción federativa -el descenso de categoría- cuando ya ha habido una sentencia condenatoria del Juzgado de lo Social. Así las cosas, el Xerez pretende evitar un nuevo descenso administrativo al que parece abocado salvo que la Española estime estas alegaciones remitidas por el Deportivo, por lo que parece que la resolución se demorará al menos hasta que la Federación responda a los escritos remitidos por el Deportivo.

El Xerez recibía ayer la notificación de la Española de fecha del pasado viernes comunicando la resolución de la Comisión Mixta (RFEF-AFE) del jueves 26 comunicando la denuncia de Toni y José Vega y ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo con los dos jerezanos -la oferta del club fue rechazada por el asesor de los jugadores, José Antonio Corrales- paró las negociaciones con Ruz -de nada serviría llegar a un acuerdo con uno, era imprescindible hacerlo con los tres-, a primera hora de la tarde emitía un comunicado asumiendo el descenso a Preferente.

Ahora, el Xerez espera que las alegaciones en la RFEF surtan efecto y no se produzca el descenso administrativo a Regional Preferente. Para ello, la Española deberá aceptar que Ruz no tenía el alta médica y que ni José Vega ni Toni fueron despedidos por el club -el Deportivo asegura que ni en la demanda ante el Juzgado de lo Social ni en su preceptivo intento ante el Comité Jurisdiccional y de Conciliación de la RFAF han podido mostrar las cartas de despido preceptivas, donde se pueda acreditar que efectivamente han sido despedidos-, aunque en contra del club azulino están las sentencias judiciales en su contra: al no personarse en las demandas, los jueces dieron la razón en todo a los demandantes.

Por lo pronto, si la Andaluza, a instancias de la Española, suspende los derechos federativos al Xerez en Primera Andaluza, el descenso será un hecho al no poder tramitar fichas ni licencias, por lo que no podría competir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios