Fútbol | Tercera División

Un Puente sufrido para seguir soñando

  • Un gol de Saturday en el minuto 88 desatasca un partido tosco que el Cádiz B madura con paciencia

Los jugadores del filial celebran el triunfo al acabar el partido. Los jugadores del filial celebran el triunfo al acabar el partido.

Los jugadores del filial celebran el triunfo al acabar el partido. / F. J. D.

El Cádiz B ha sumado ante el Puente Genil su sexta victoria consecutiva, de nuevo por la mínima, en un encuentro trabado, lleno de dificultades y que el filial tuvo que saber madurar hasta que Saturday desatascó lo que parecía imposible. El triunfo garantiza el liderato en solitario de los gaditanos una jornada más, lo que les mantiene como uno de los grandes favoritos a acabar en lo más alto del grupo X de Tercera.

El de hoy domingo ha sido un duelo de medir bien los tiempos, entender el estilo de un rival que es el rey del empate y de acusar lo menos posible dos bajas de peso, Moi y Seth Vega, sobre todo la del defensor porque esta campaña está siendo una de las grandes sensaciones. Sin lateral derecho por la sanción de Moi y la lesión de larga duración de Miguel García, Juanma Pavón sacó a relucir lo que se trabaja durante la semana y reconvirtió a Javi Pérez, que habitualmente juega como pivote. El conileño apenas mostró fisuras y firmó una actuación muy seria. Para suplir a Seth Vega, Pavón tiró de lógica y puso al recambio natural, Pekes.

Pocas ocasiones en una primera parte escasa de casi todo en la que el Puente Genil estuvo muy junto e inteligente. Tapó la salida del filial y mostró empaque hasta que las fuerzas se lo permitieron. El primer tiro cadista entre palos antes del descanso lo firmó David Toro. Por el bando cordobés lo había intentado antes Alberto Castro, quien se quedó en la caseta tras el descanso debido a unos problemas físicos.

El segundo periodo fue una pelea a los puntos que el equipo de casa fue inclinando a su lado. Con fases de luces y sombras, el desgaste físico del Puente Genil resultó evidente y los cambios de Javi Navarro y Chapela metieron dinamita por las bandas. Antes de que Pekes abandonara el césped, reclamó una caída en el área como penalti. Su recambio, Javi Navarro, le puso medio gol a Duarte en una internada con pase atrás que salvó el portero.

El tramo final del choque se jugó en el campo de los cordobeses, ya encerrados en busca de un punto con premio de oro. Pero un centro de Javi Pérez -el mejor- lo mandó a la red Saturday, experto en estas acciones cuando el reloj aprieta de lo lindo.

Tres puntos que refuerzan el liderato de un Cádiz B que no va de tapado porque sigue reinando al nivel de la pasada campaña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios