tenis abierto de estados unidos

Verdasco dice adiós

  • El madrileño da la cara ante Del Potro, pero su esfuerzo es en vano

  • El estado físico de Nadal, en duda

Fernando Verdasco lamenta un error ante Juan Martín del Potro. Fernando Verdasco lamenta un error ante Juan Martín del Potro.

Fernando Verdasco lamenta un error ante Juan Martín del Potro. / JASON SZENES / efe

Juan Martín del Potro buscará hoy ante Borna Coric su pase a los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos tras la lucida victoria que logró frente a Fernando Verdasco por 7-5, 7-6 (6) y 6-3.

El número tres del mundo dio una muestra de su jerarquía ante el madrileño, quien jugó a un gran nivel, obligando a su rival a exprimirse al máximo.

Del Potro comenzó con un break que auguraba una buena noche, pero tres juegos después Verdasco apretó los dientes para colocar el partido en una marcada paridad. Hasta que en el undécimo juego, cuando Del Potro impuso su potencia, se decidió el primer set.

Con una situación calcada se inició el segundo: break de Del Potro forzando sus devoluciones y recuperación tres juegos más tarde por parte del madrileño, que aprovechó algunos momentos de intermitencias de su rival. Otra vez el undécimo juego fue clave, pero esta vez Verdasco salvó el punto de break con un ace.

El desempate fue tan cerrado como el resto del partido. Del Potro llevó la ventaja y tuvo dos puntos para el parcial, pero Verdasco escapó con un gran nivel. Hasta que en el mejor punto del choque, el argentino cerró el set con una derecha con su sello.

Con la premisa de aprovechar el impacto anímico sufrido por su rival, el tercer favorito mantuvo la intensidad. Por el contrario, Verdasco sintió el golpe y lo pagó con un rápido quiebre. Así, Del Potro garantizó su presencia en la próxima ronda.

"Verdasco me lo puso súper difícil. Al ser zurdo me encontraba fácil el revés y me hizo correr bastante", reconoció el argentino, cuyo próximo rival será Borna Coric, verdugo de Daniil Medvedev (6-3, 7-5 y 6-2).

Antes de conocerse el adiós de Verdasco, Rafael Nadal venció un partido que seguramente marcará un punto de inflexión en su recorrido en el torneo estadounidense, ya sea por lo fortalecido que saldrá por la batalla de casi cuatro horas y media, o por las dudas que despertó el estado de su rodilla derecha.

Después de perder el primer set por 7-5, Nadal pidió la asistencia del médico para que lo vendara justo debajo de la rodilla. "No es el día de hablar de eso. Creo que fue algo menor", restó importancia el balear.

No lo pareció tanto. Durante el segundo set, en el que siempre fue por detrás en el marcador, Nadal tenía un gesto adusto que denotaba algo más que la preocupación por el resultado y el buen juego que exhibía Khachanov.

En la breve pausa del 5-5 en el segundo parcial para que corrieran el techo por la lluvia, Nadal volvió a ser atendido, aunque esta vez sólo añadieron más cinta al vendaje que ya tenía.

"Evidentemente, todas las cosas que va ocurriendo tienen un impacto en el juego, pero creo que no hay que darle más vueltas a eso", insistió el español.

Sin embargo, el historial de su rodilla derecha obliga a prestar atención, pues ya sufrió una carga de estrés en el tendón rotuliano en el último tramo de la temporada 2017. Entonces jugó 18 torneos -ganó seis- y llegó a la gira asiática de octubre con molestias. Tras perder la final de Shanghái ante Roger Federer, renunció a Basilea, se retiró en los cuartos de final de París y se bajó también del Masters de Londres tras perder en su debut ante David Goffin.

Precisamente el suizo logró el pase a octavos de final. Federer venció en tres sets al australiano Nick Kyrgios (6-4, 6-1 y 7-5). También Carla Suárez, en el lado femenino, logró este hito. La canaria venció a la francesa Caroline Garcia 5-7, 6-4 y 7-6 y se coló entre las 16 mejores raquetas del torneo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios