Deportes

Título con sabor gaditano

  • España se proclama campeona con Fran Mejías y Ezequiel en sus filas

Dos jugadores gaditanos, Fran Mejías y Ezequiel Carrera, contribuyeron a un nuevo éxito de la selección española de fútbol-playa, que en esta ocasión se ha proclamado campeona de una prestigiosa competición de carácter continental, en concreto una Copa de Europa cuya fase final se ha venido disputando en Bakú, la capital de Azerbaiyán. Con nada menos que seis andaluces en la docena de elegidos para la ocasión por Joaquín Alonso, seleccionador nacional de la modalidad y en sus tiempos de jugador de fútbol-11 internacional numerosas veces, el combinado español culminó un torneo inmaculado dando cuenta de Suiza en la final por 8-6.

Se trata de la cuarta corona europea en el palmarés de España, que ya logró este mismo éxito en las ediciones de los años 1999, 2008 y 2009. Esto la sitúa segunda en la lista de vencedores de la Copa de Europa de selecciones nacionales pues Portugal subió en seis ocasiones a lo más alto del podio, completando la relación Rusia, con dos triunfos, y Suiza y Ucrania, con uno por cabeza.

El sistema de competición en Bakú consistió en una primera fase en la que los seis países participantes fueron repartidos en dos grupos de tres componentes. El A se abrió con goleada (6-1) de Suiza a Grecia, seguida de un triunfo (4-3) de los helenos contra los anfitriones. Suiza no dejó escapar la primera posición ni el billete para la final al batir también (9-8) a los locales. El grupo B anduvo mucho más igualado. Lo inauguró la victoria (6-4) de los españoles frente a Hungría, para a continuación dar cuenta por la mínima (4-3) Rusia de los propios magiares. La condición de finalista se la jugaron a cara de perro en la tercera jornada España y Rusia. Los pupilos de Joaquín Alonso se tomaron la revancha del pasado Campeonato del Mundo al derrotar (4-3) a unos rusos que son los vigentes campeones del globo terráqueo.

La jornada definitiva quedó configurada con los tres choques destinados a decidir el orden en la clasificación final. En la pugna por el quinto puesto, los lanzamientos de penaltis lo otorgaron a Hungría tras el empate (3-3) con Azerbaiyán. Luego llegó la hora de adjudicar la medalla de bronce, cumpliéndose el pronóstico gracias a que Rusia superó con cierta comodidad (7-4) a Grecia.

Por último, como broche del torneo, españoles y suizos protagonizaron una final que los primeros dominaron desde el principio, llegando a contar con una clarísima ventaja en el marcador. Llorenç fue el primero en anotar (1-0), igualando (1-1) el helvético Stankovic. A partir de entonces España alineó cinco dianas hasta un 6-1 que parecía dejarlo todo sentenciado. Los autores de esos tantos fueron Juanma (2), Llorenç (2) y Chiky. La cosa se complicó sobremanera con una reacción de Suiza que costó cuatro goles seguidos, hasta el 6-5, gracias a remates de Ott (3) y Stankovic. Faltaban 10 minutos para la conclusión y ahí resolvió Llorenç al llevar el balón a la red contraria en otras dos oportunidades, colocando el 8-5. Stankovic cerró el marcador (8-6) en el último minuto.

Cabe destacar asimismo que el español Juanma fue elegido mejor jugador del torneo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios