Tercera División

Igualada en Chapín entre el Xerez DFC y el Cádiz B (1-1) a base de penaltis

  • Los amarillos disputan toda la segunda parte con un jugador más por expulsión de Bello.

Acción defensiva de los cadistas Duarte y Sergio en el partido de Chapín. Acción defensiva de los cadistas Duarte y Sergio en el partido de Chapín.

Acción defensiva de los cadistas Duarte y Sergio en el partido de Chapín. / Miguel Ángel González

El estadio jerezano de Chapín se reestrenó ayer con un auténtico partidazo entre dos equipos de la zona alta del grupo X de Tercera como son Xerez DFC y Cádiz B. El encuentro estuvo marcado por la intensidad de ambos conjuntos y por la expulsión de Bello al borde del descanso, que cambió el partido por completo. Ninguno de los dos equipos pudo superar al rival y se repartieron los puntos marcando un penalti cada uno.

El conjunto cadista comenzó fuerte y segundos después de sacar de centro se plantaba en el área local en una ocasión abortada por Flere. La réplica la tuvo Antonio Bello, que se plantó delante de un Cristian Arco que desvió a córner el disparo del atacante azulino. Minutos después fue Jojo el que estuvo a escasos centímetros de abrir la lata con un remate consecuencia de un centro medido de Juan Gómez. La intensidad fue la nota predominante de un partido que se calentó en exceso en algún momento puntual.

Cuando apenas se llegaba a los 30 minutos de juego, Moi cometió penalti sobre Antonio Bello. El propio futbolista local fue el encargado de lanzarlo y de hacer el tanto que inauguraba el marcador para gozo de toda la afición xerecista. El lateral derecho del Cádiz tuvo que sufrir a Bello, que creaba más de un quebradero de cabeza al defensor cadista.

Era el Xerez DFC el que se encontraba más cómodo en el campo y el que fabricaba más acercamientos al área rival. Por su parte, el filial cadista defendía las diferentes acometidas locales, aunque intentaba montar la contra cuando encontraba algún hueco.

Cuando el partido estaba cerca de llegar al descanso, Antonio Bello pasó de héroe a villano. El delantero, sin duda protagonista positivo del partido hasta ese momento, llegó tarde a un balón, arrolló a un futbolista contrario y vio su segunda amarilla de la tarde. Así se marcharon ambos equipos al vestuario, con el DFC por delante en el marcador pero con un futbolista menos.

Ni Pepe Masegosa ni Juanma Pavón realizaron cambios de cara a una segunda parte en la que empezó atacando el Cádiz, que pudo empatar pronto con un cabezazo de Peter. Pero el conjunto anfitrión no bajaba los brazos y seguía creando llegadas al área de Cristian Arco, impulsado por una afición que sabía de la importancia de un partido que estaba siendo muy complicado.

El empate cadista se produjo de la misma manera que el primer tanto del encuentro. Los amarillos igualaron la contienda gracias a un dudoso penalti que Sergio mandó al fondo de la red. Jarro de agua fría en el Municipal de Chapín. Vista la situación, la afición casi daba por bueno esas tablas y es que el filial del Cádiz pudo llevarse los tres puntos en los instantes finales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios