Fútbol | Primera Andaluza

Sergio ‘Piojo’ es de otro planeta

  • El asidonense lleva cuatro temporadas deleitando a los aficionados del Chiclana Industrial con su juego

Sergio ‘Piojo’ se lleva el balón ante dos rivales en el partido frente al Ubrique. Sergio ‘Piojo’ se lleva el balón ante dos rivales en el partido frente al Ubrique.

Sergio ‘Piojo’ se lleva el balón ante dos rivales en el partido frente al Ubrique. / Sonia Ramos

Ya son muchas las veces que del Chiclana Industrial salen jugadores hacia equipos de categoría superior, habiendo florecido en todo su esplendor en las filas rojinegras. Pero pocos son tan audaces y carismáticos como Sergio Pérez Benítez Piojo, que podría estar compitiendo perfectamente en Tercera División. Su calidad y visión de juego están a años-luz de cualquier jugador de Primera Andaluza en su posición. Su nivel, incluidos altibajos, es estratosférico.

Esta es la cuarta temporada de Piojo en el conjunto industrialista. En todo este tiempo ha vivo todo tipo de situaciones: ascensos históricos consecutivos, llegando donde el Chiclana Industrial no había estado jamás; y descensos trágicos perdiendo la categoría a final de curso. Con 29 años ha podido marcharse a otros equipos superiores y, sin embargo, ha preferido continuar en El Fontanal para conseguir el objetivo común.

"Decidí quedarme aquí por lo bien que me han tratado siempre y el buen grupo que somos"

“Estando aún en División de Honor, el Pozoblanco me propuso irme allí y este año, el Jerez Industrial y hace un mes, la Roteña. Pero estaba trabajando y ya me resultaba imposible entrenar con regularidad aquí. Decidí quedarme por lo bien que me han tratado siempre y por la propuesta de fútbol que hacemos”, explica. De hecho, el asidonense no se ha incorporado del todo hasta hace tres semanas. Con tanto pretendiente es un lujo que el club rojinegro pueda conservar a un jugador de su talla.

El extremo derecho es muy rápido, capaz de zafarse de cualquier contrario caracoleando en pocos metros. Además de su buen regate, Piojo tiene calidad y mucha técnica, lo que le convierte en un serio peligro cerca del area rival. “Se me da bien el uno contra uno y el balón parado, pero me gusta jugar para el equipo”. Su cualidades ofensivas le y sus magistrales lanzamientos de falta hacen del delantero un elemento muy resolutivo.

El industrialista transmite una gran seguridad en los partidos, “para mí, el fútbol es mi pasión”, que se ve correspondida con el cariño de la afición al reconocer la buena lectura que hace de los partidos y su capacidad para colocar siempre el pase perfecto y que lo remate su compañero en el ataque.

En su larga trayectoria deportiva hay un hueco especial para el entrenador que le ayudó a ser hoy el gran jugador que es Piojo. “Bolli me supo encauzar siempre, tanto a nivel personal como futbolístico, y me contagió su locura por este deporte. Es el míster que más me ha marcado en todos estos años , es más que eso, nos une un cariño especial mutuo”, reconoce el rojinegro.

Sergio, para bien o para mal, no deja indiferente a nadie. Los regates, centros y genialidades que cada domingo regala al aficionado, así como sus reacciones cuando algo no sale bien, son para enmarcar. No se lo pierdan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios