Fútbol l Alemania

El Schalke de Raúl vislumbra el descenso

  • El conjunto de Magath es penúltimo y las dudas se ciernen sobre el proyecto

Raúl González y Huntelaar llegaron al Schalke con la idea de que se sumaban a un equipo que pelearía el principal campeonato del fútbol alemán, la Bundesliga.

No en vano el equipo de Felix Magath es el actual subcampeón de la Liga, y al iniciarse la temporada todo indicaba que estaba en forma para volver a ganar un título, algo que no consigue desde 1958.

Magath, además, es un entrenador veterano que ya ha ganado varios campeonatos: con el Bayern Múnich ganó dos Bundesligas y dos Copas Alemanas sucesivas, y en 2009 llevó al Wolfsburgo a coronarse campeón.

El fichaje de Raúl, sin dudas la gran estrella del actual equipo, siete veces campeón en España y tres veces ganador de la Liga de Campeones con el Real Madrid, amplificó las perspectivas de gloria del equipo. "El fichaje de Raúl es un acontecimiento comparable a la afiliación honoraria al club del Papa (Juan Pablo II) en 1987", opinó el portero Manuel Neuer sobre la llegada del español.

Hasta ahora, sin embargo, el Schalke no sólo ha estado lejos de colmar las expectativas de pelear el título, sino que tras el partido del sábado en que cayó por 0-1 ante el Bayer Leverkusen en su propia cancha, deberá luchar por no caer a la segunda división.

A 19 puntos de distancia del líder Borussia Dortmund, el Schalke sólo contabiliza una victoria en las diez jornadas jugadas, y si supera al colista, el Borussia Mönchengladbach, es sólo por un gol de diferencia.

Otros clubes alemanes ya mostraron en el pasado lo difícil que les resulta encontrarse súbitamente en el fondo de la tabla: el Nuremberg cayó al descenso en 1969 mientras defendía el título; el Leverkusen casi no sobrevive en 2003, y el Hertha Berlín juega ahora en segunda división, tras haber llegado a pelear el título en 2009. Magath, sin embargo, construyó su reputación en su capacidad de salvar equipos del descenso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios