Deportes

El Sanluqueño hace examen de conciencia

  • El capitán Dani asegura que el equipo debe "cambiar el chip" tras las derrotas y pide el apoyo de la afición

El Atlético Sanluqueño ha comenzado la temporada con mal pie. El equipo de Carlos Ríos es el colista del grupo IV de Segunda División B contando sus dos primeras jornadas por derrota, sin haber estrenado aún el casillero de goles y encajando cuatro tantos. Si ante el Albacete los verdiblancos no merecieron el castigo de estrenar la campaña con derrota, el desarrollo del partido en Arroyo de la Miel fue bien distinto.

El 3-0 fue un resultado duro y difícil de asimilar y una de las voces más autorizadas del vestuario verdiblanco, el capitán Daniel Jurado, alza la voz para poner las cosas en su sitio: "Tenemos que cambiar el chip y rápido, la imagen que dimos contra el Arroyo fue muy mala". Ni siquiera el hecho de quedarse con uno menos y que los dos últimos goles llegasen después sirve de excusa: "El árbitro le enseñó la segunda amarilla a Chico y eso no se puede cambiar. El hecho es que ellos fueron mejores", resume el capitán del Sanluqueño.

El Atleti afrontaba la segunda jornada de Liga con la intención de sumar los tres puntos ante un rival que, en teoría, luchará por eludir el descenso de categoría pero se dio de bruces con la realidad: "Íbamos con ganas después de la derrota en casa con el Albacete y caer 3-0 ha sido un palo. El Arroyo salió más enchufado y aunque después del 1-0 igualamos algo el partido lo cierto es que fueron mejores y a raíz de la expulsión nos cayeron dos goles y pudieron ser algunos más".

Por sacar algo positivo, Dani confiesa que "lo bueno es que ésto nos ha pasado en la segunda jornada y tenemos mucho tiempo para corregir los errores que estamos cometiendo. La temporada acaba de comenzar, el 70 por ciento de la plantilla es nuevo y tenemos todavía que acoplarnos y conocernos mejor pero está claro que tenemos que cambiar el chip", esgrimió.

El capitán del Atlético Sanluqueño también solicita el apoyo de los aficionados verdiblancos en un momento en el que el equipo está "algo falto de confianza". "Sabemos que no hemos comenzado como la gente hubiera deseado pero pedimos el apoyo de nuestros aficionados porque tenemos que conseguir revertir esta situación lo antes posible. El domingo contra el Melilla es un partido muy importante para nosotros y estoy convencido de que con la ayuda de nuestra afición vamos a conseguir la primera victoria de la temporada. La pasada El Palmar fue un fortín y queremos que siga siéndolo y con la ayuda de la afición todo será más fácil".

Ya la pasada temporada le costó también un mundo arrancar al Sanluqueño en su regreso al Grupo IV de Segunda División B. Los verdiblancos se estrenaron entonces con una derrota a domicilio en La Línea y en la segunda jornada no pasaron del empate en El Palmar (2-2) con el San Roque de Lepe. Otro empate (0-0) en Sevilla ante el filial sevillista y dos derrotas consecutivas ante Cartagena (0-2) y, de nuevo, Arroyo (1-0) le llevaron a ocupar la última posición de la tabla en la quinta jornada. El primer triunfo llegó una semana después goleando 3-0 a La Roda, lo que le sirvió para salir del descenso y empezar a coger aire en la categoría. Posteriormente, tras un tropiezo en casa con el San Fernando, los de Buenaventura se hicieron fuertes en El Palmar y acabaron la temporada en la zona templada. Este año, el equipo espera poder revertir la situación con más facilidad y recuperar la solidez en casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios