Fútbol l Tercera División

El Puerto Real se porta bien y evita que le traigan carbón

  • Trabajada pero contundente victoria de la escuadra de Cama contra el Xerez B

El Puerto Real hizo los deberes ante el Xerez B y se portó bien ante su afición en vísperas del Día de Reyes, por lo que tuvo la recompensa de los tres puntos en juego. Así, el cuadro de Cama cerró de manera positiva el último envite de la primera vuelta que le permite seguir en los puestos cabeceros de la tabla clasificatoria.

A pesar de lo abultado del marcador no le resultó nada fácil a los de casa, ya que el filial xerecista salió decidido a desterrar el carbón de las últimas jornadas y sacar algo positivo del Sancho Dávila. De esta manera, los pupilos de Puche fueron los que controlaron la situación durante la primera media hora ante un equipo verdiblanco bastante espeso. Así, la única oportunidad registrada en la primera mitad corrió a cargo del Xerez B en un balón de espaldas que recibió en área pequeña Tete, quien ante la pasividad de la zaga local logró revolverse y disparar. Bocardo desvió a córner. Minutos más tarde, el portero del Puerto Real tuvo que ser sustituido lesionado con una rotura fibrilar en su gemelo que le podría apartar de los terrenos de juego durante un mes. En su lugar, entró Roberto, que debutó en partido oficial en la presente temporada y casi no tuvo que intervenir.

Cuando peor estaba los de Antonio Cama, llegó el primer tanto del encuentro, en un disparo fallido de Lolo Hernández con su pierna izquierda que fue aprovechado por Rafa Caro, que rompiendo el fuera de juego se plantó solo ante Toni al que batió de tiro cruzado. El gol resultó un auténtico mazazo para los jerezanos y dio tranquilidad al juego de los de la Villa.

En la reanudación, esta circunstancia se dejó sentir muy pronto y a los cuatro minutos el Puerto Real consiguió ampliar su renta en el marcador. Una falta centrada por Alexis acabó al fondo del portal del Xerez B de manera directa sin que Rafa Caro que intentó rematar ni el portero visitante lograran tocar el esférico. Una historia que pudo repetirse minutos más tarde, en un golpe franco botado por Dani Olsson, pero en esta ocasión el balón tras sortear la maraña de jugadores de ambos equipos se estrelló en el poste derecho de Toni.

Sin tiempo para la continuidad, el propio jugador hispanosueco cerró el triunfo de los puertorrealeños con un bonito tanto. El centrocampista hizo varios recortes en el borde del área antes de perfilar un disparo ajustado con su pierna izquierda que llevó el cuero al interior del portal visitante. Con el tres a cero el partido se quedó sin historia y el Puerto Real jugó a placer ante un filial xerecista que acusó el castigo. En los últimos minutos, los verdiblancos realizaron un juego bastante vistoso, aunque sin crear demasiadas ocasiones de gol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios