Fútbol | Fase de ascenso a División de Honor

Puerto Real y Ubrique disputan la primera semifinal

  • El equipo verdiblanco parte como favorito ante un rival que se aferra a su ilusión para dar la sorpresa

Entrenamiento del Puerto Real en el complejo deportivo Paco Gallego. Entrenamiento del Puerto Real en el complejo deportivo Paco Gallego.

Entrenamiento del Puerto Real en el complejo deportivo Paco Gallego. / PUERTO REAL CF

La suerte está echada para el play-off exprés que a partir de este sábado disputan Puerto Real, Jerez Industrial, Balón y Ubrique UD. Cuatro equipos con el sueño de alcanzar la única plaza que permite abandonar Primera Andaluza para jugar en División de Honor Andaluza. 90 minutos y una prórroga de 30 en caso de empate. Si éste persiste, ganará el mejor clasificado en la Liga.

La primera semifinal se celebra este sábado (21:30 horas) en el campo Antonio Gallardo, en Arcos (antiguo Antonio Barbadillo), donde el Puerto Real y el Ubrique medirán sus fuerzas con la impresión, a tenor de la plantilla de uno y otro equipo, de que los verdiblancos parten como favoritos. No obstante, después de cuatro meses de parón está por ver cómo se encuentra el equipo que iba líder cuando la competición se tuvo que parar.

Manolo Colón, técnico del Puerto Real, está pendiente de la evolución de Tati Maldonado, que ha sido la gran incorporación del equipo antes de la pandemia y con vista a la fase de ascenso. Un gemelo le está dando algún problema y hay que esperar a la decisión del preparador. También está por ver qué sucede con Álex Expósito, quien llegó a estar ingresado por el Covid-19. No tiene muchas sesiones de trabajo en sus piernas desde su recuperación y parece complicado que pueda jugar.

En cuanto al Ubrique UD, la dupla que dirige el equipo, compuesta por Miguel Domínguez y Juan Alguacil, se encuentra ante un reto casi inesperado porque cuando se detuvo la Liga el equipo era cuarto clasificado. La localidad serrana se ha volcado con el equipo y con las bufandas con el lema 'Lo llevamos en la piel', que cuelgan por muchos puntos de la Sierra.

En declaraciones a Radio Ubrique, Miguel Domínguez señalaba que "no era uno de nuestros objetivos pero ahora que tenemos la oportunidad no la queremos desaprovechar". "Puede ser la recompensa al trabajo que hemos venido haciendo estos años atrás”, añadiendo que "en teoría somos el rival más débil tanto económica como futbolísticamente".

Gran malestar de Antonio Bohórquez

Este play-off también ha tenido recorrido en los despachos con motivo de la demanda presentada por el presidente del Puerto Real, Antonio Bohórquez, contra la Real Federación Andaluza de Fútbol (RFAF), para solicitar la suspensión de esta fase de ascenso.

Antonio Bohórquez asume que su equipo saltará hoy al césped del Antonio Gallardo para enfrentarse al Ubrique: "No nos queda otra". El veterano dirigente puertorrealeño había solicitado la suspensión cautelar del play-off exprés, resolución que esperaba favorable y que llegara antes del comienzo de la fase de ascenso.

Sin embargo, apunta a que la juez dio traslado al resto de equipos clasificados para que presentaran sus alegaciones y asegura que el único que se ha personado en la causa ha sido el Balón de Cádiz.

El 'mosqueo' del presidente del Puerto Real es considerable: "La forma de actuar de la Federación Andaluza de Fútbol no es ni racional, ni lógica, ni justa ni decente. Tendremos que jugar". Se trata, en palabras de Bohórquez, de "una estrategia de la mafia que ocurre aquí entre la Federación de Fútbol y los poderes fácticos de este país".

Preguntado si cree que pueda existir favoritismo hacia el Balón, señala: "Han surgido dos cosas que conectan una con otra. La Federación Española dice que los play-off se juegan a 90 minutos y que en caso de empate se clasifica el que más mérito ha hecho durante la temporada y, de buenas a primeras, se le da libertad a las territoriales para que hagan de su capa un sayo y aquí se cuelan con 120 minutos. ¿A quién le puede favorecer 120 minutos? Pues a los más jóvenes. No es algo tajante, pero uno puede pensar que sea así. No es gratuito que Cádiz ponga (los partidos) a 120 minutos y sea el Balón quien se persona. Son circunstancias que te hacen pensar que esto huele mal. Me voy a alinear -continúa- con la esperanza de que los árbitros sean decentes y que pase quien lo merezca en el campo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios