Deportes

Pickford, las 'manos de dios'

Jordan Pickford, en una de sus intervenciones ante los suecos. Jordan Pickford, en una de sus intervenciones ante los suecos.

Jordan Pickford, en una de sus intervenciones ante los suecos. / sergei ilnitsky / efe

Inglaterra celebró finalmente una mano en un Mundial de fútbol. O dos, en realidad. Las de Jordan Pickford, el joven portero del Everton que con sus magníficas tapadas guió a los Three Lions a su primera semifinal del torneo en 28 años. Tres paradas extraordinarias y a puro reflejo de Pickford, una mejor que la otra, acabaron siendo fundamentales para que el conjunto inglés derrotara a Suecia.

"Ha estado inmenso", lo alabó el mítico ex futbolista inglés Gary Lineker en Twitter apenas concluyó el partido. Uno más entre los miles de elogios que se multiplicaron en cuestión de segundos en las redes sociales.

Pickford fue elegido con toda justicia como el jugador del partido. "De esto va el fútbol. De rendir en los grandes escenarios", señaló Pickford tras el partido. "No me pongo presión de ningún modo. Juego en el momento y me siento fuerte", afirmó. "Trabajo duro en el gimnasio y en el campo, y las críticas no me afectan".

Y vaya si demostró ayer que se siente fuerte. El rocoso combinado sueco casi no llegó a la portería del joven de 24 años, pero cada vez que lo hizo se topó con un Pickford colosal. Tres disparos a puerta y tres paradas que ya están entre las mejores del Mundial.

La primera acción ocurrió en el comienzo del segundo tiempo, cuando Inglaterra ya ganaba 1-0 con el tanto de Maguire a la media hora. Suecia salió del vestuario decidida a buscar el empate y lo tuvo Marcus Berg con un cabezazo que Pickford desvió con la mano izquierda tras una ágil estirada.

Inglaterra amplió ventajas con un nuevo cabezazo de Alli a los 59', pero Suecia no se rindió y tuvo tres minutos después otra opción clarísima, esta vez por intermedio de Viktor Claesson después de una excelente jugada colectiva. Sin embargo, apareció Pickford para estirarse y desviar un disparo raso que tenía destino de gol.

Y hubo tiempo para más. Otra vez con un frustrado Berg como protagonista. El delantero sueco disparó y el guardameta del Everton alcanzó a desviar al córner con la punta de los dedos.

De esta manera, Pickford volvió a vestirse de héroe tal como había sucedido en el encuentro de octavos de final ante Colombia el martes en Moscú, en el que Inglaterra ganó por primera vez en su historia mundialista una tanda de penaltis.

En aquel encuentro, Pickford realizó una espectacular tapada a Bacca en los penaltis (donde contó con la ayuda de unas notas sobre los lanzamientos rivales que escondió en un papel dentro de una botella). Y en el final del tiempo regular hizo lo propio con un disparo de Uribe.

Ágil y con una enorme capacidad de salto, Pickford es un producto "made in England". Jugó en todos los escalafones inferiores de la selección.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios