Deportes

Oportunidad para olvidar la mala racha a domicilio

  • El Chiclana no puntuó en sus últimas cuatro salidas

Nueva final para el Chiclana, una más en su camino en busca del ascenso a Tercera División. Tras el soplo de moral que supuso la contundente victoria frente al Xerez en el Municipal, el conjunto de José Luis Otero se enfrenta esta tarde a la que está siendo su asignatura pendiente en las últimas semanas: los partidos a domicilio. Los blancos llevan sin puntuar fuera desde noviembre, cuando ganaron en casa del Mazagón. Desde entonces, han contado por derrotas sus visitas a Rota -en dos ocasiones, frente a Roteña y CD Rota-, La Línea y Valverde del Camino. Una racha que debe llegar a su fin ante Los Cortijillos, un equipo de la zona baja de la tabla, a dos puntos del descenso y que suma tres semanas sin conocer la victoria. Un rival a priori apropiado para reencontrarse con el triunfo lejos del Municipal y poner cerco al liderato que ostentan Rota y Roteña con 40 puntos, a tres de los de Otero.

El míster no cambia su discurso de las últimas semanas y sabe que cada partido es de vital importancia de cara al objetivo, que no es otro que el ascenso. En cuanto a la racha de los suyos fuera de casa, reconoce que "a domicilio no andamos últimamente bien, tenemos que mejorar eso si queremos estar peleando hasta el final, creo que la liga se va a decidir en las últimas jornadas. Nos quedan 12 finales más una y este partido es importante para nosotros, tenemos que intentar sumar de tres y recortar a la Roteña, que descansa".

El técnico blanco cuenta con dos ausencias importantes para la visita al conjunto barreño, como son el extremo Migue Barrena y el central Alberto Suazo, ambos sancionados. El juvenil José Antonio entra en la convocatoria para compensar las bajas en el centro de la defensa, ya que Fran y Sergio Herrera siguen lesionados. Samuel, que continúa con molestias, tampoco estará en el municipal Antonio Gavira.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios