Deportes

Messi espolea a los suyos

  • "El equipo está apagado y es el momento de ser nosotros mismos", dice

Acusado desde siempre de decir poco y nada en sus apariciones públicas, el argentino Lionel Messi se definió con claridad en las últimas horas sobre varios temas, desde una confirmado retirada en Argentina hasta dar la cara para analizar el mal momento que vive el Barcelona. "No estoy triste. Sí estoy dolido, como todo el equipo. El equipo está un poco apagado después de los resultados malos que tuvimos y es el momento de volver a ser nosotros mismos", evaluó en una entrevista con medios argentinos.

La Pulga da el paso adelante ante uno de los momentos más difíciles que le tocó vivir en el Barcelona, donde tres derrotas parecen representar una crisis terminal. Tranquilo, relajado y optimista, se puso al frente del equipo para ahuyentar fantasmas y demostrar que los cuatro Balones de Oro consecutivos que ha obtenido son consecuencia no sólo de su zurda prodigiosa, sino también de un proceso de madurez que lo mantiene en lo más alto del fútbol mundial: "Sé que hay mucha gente que está esperando que perdamos para salir a hablar mal, para decir que se terminó todo esto del Barcelona, como ya lo dijeron el año pasado. Sabemos de eso, pero tenemos que ser fuertes nosotros y saber que depende de nuestro equipo".

A la hora de analizar las causas de este momento, en el que el Barcelona viene tropezando en los partidos clave de la temporada, Messi va al nudo, aunque evita exponer miserias al sol. "Lo que le pasó a Tito (Vilanova) y Abidal afectó, pero no podemos echarle la culpa a eso. Éste es un grupo fuerte y se va a recuperar. Tenemos que dar un poquito más. Nosotros sabemos bien cuáles fueron los problemas de estas derrotas, pero quedará puertas adentro".

"Dar más no es sólo jugar bien al fútbol. También hay situaciones del partido donde tenemos que estar metidos. Pero son cosas que tenemos que hablar nosotros, porque sabemos en qué no estamos bien", apuntó. Por primera vez, además, vive en el Barcelona la contracara del buen momento que atraviesa en la selección argentina, aunque se apresura a aclarar que con el conjunto albiceleste todavía no consiguió "nada".

"El técnico de la selección (Alejandro Sabella) consiguió un grupo fuerte, que es lo que nos pidió el primer día. Dimos un paso importante al volver a ganar el respeto de todo el mundo con resultados, la gente se volvió a ilusionar, aunque hoy no pienso en el Mundial. Es el sueño todo futbolista, pero no miro todavía hacia el 2014".

Con 25 años, Messi también se animó a revelar que su otro sueño no es retirarse en el Barcelona, sino en el club que lo vio nacer: el Newell's Old Boys de Rosario, su ciudad natal.

"No sé cuánto tiempo puede pasar, pero sí digo que volveré a Newell's porque es lo que quiero", aseguró el astro, que acaba de renovar su contrato con el Barça hasta 2018, cuando tendrá ya 31 años.

La razón para vestir la camiseta de Newell's es clara: "Porque nunca lo hice. Y quiero jugar en el fútbol argentino por lo que eso significa", remarcó. El argentino, que se inició en Rosario y alcanzó a jugar en las inferiores de Newell's, llegó a Barcelona con 13 años y debutó a los 16 en el primer equipo azulgrana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios