baloncesto liga endesa

Llul lidera al Madrid

  • El tercer cuarto hunde a un combativo Valencia

El local Sergi García defiende al madridista Klemen Prepelic. El local Sergi García defiende al madridista Klemen Prepelic.

El local Sergi García defiende al madridista Klemen Prepelic. / miguel ángel polo / efe

El Real Madrid sumó su segunda victoria de la temporada en la Liga Endesa al imponerse en la pista del Valencia Básket tras un parcial de 5-21 en el tercer cuarto que catapultó al equipo de Pablo Laso ante un rival que despertó en el último parcial, aunque ya era tarde para poner nervioso al campeón.

La presencia de Tavares en el cinco inicial marcó el inicio del choque. Su presencia llevó al Real Madrid a refugiarse en una zona para protegerlo y el Valencia la leyó con destreza y castigó a su rival con tres triples seguidos que obligaron a Sergio Llull a coger las riendas de su equipo y a Pablo Laso a pedir un tiempo muerto (17-14, minuto 6).

El base balear metió cuatro triples seguidos y puso a prueba la fortaleza mental de un Valencia sólido, que no descompuso su defensa y supo leer bien la del rival, también en su versión individual, a la que respondió con penetraciones y Will Thomas y Dubljevic creciéndose al poste (36-36, 15'). El regreso del interior montenegrino permitió al Valencia firmar un parcial de 9-0. Pero Randolph con sus tiros abiertos rescató a los visitantes al descanso (41-45).

Al Valencia le sentó mal el paso por los vestuarios. Ponsarnau puso a Matt Thomas de titular y el Real Madrid centró su juego en Jaycee Carroll y construyó casi sin desgastarse un parcial de 5-18 que resquebrajó la confianza que tanto había costado construirse a los locales (46-63, 26').

El equipo de Pablo Laso supo dormir el partido sin dejar espacio a la reacción de un Valencia sin rigor y en el que, ante la falta de referentes, un voluntarioso pero desacertado Sergi García trató sin éxito de recortar distancias.

Recompuso el Valencia su quinteto en el inicio del último cuarto y de manera inmediata el juego se igualó y los locales, con un aguerrido Doornekamp, rebajaron algo la desventaja, pero su sistema nervioso ya estaba alterado. Los locales forzaron la máquina para tratar de ganarse una oportunidad pero el Real Madrid supo leer su prisa. Con las penetraciones de Causeur y Deck ralentizó la recuperación local y, aunque no pudo evitar algún apuro (70-79, 38'), acabó ganando fácil guiado por el ímpetu de Campazzo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios