Fútbol | Segunda B

Islas Afortunadas para el filial del Cádiz CF (0-0)

  • El conjunto de Cifuentes se trae un punto de Canarias ante un Las Palmas Atlético que desperdicia un penalti y las mejores ocasiones

Peter y Nieto tratan de combinar en presencia del local Diego.

Peter y Nieto tratan de combinar en presencia del local Diego. / UD LAS PALMAS

Empate afortunado del Cádiz B en su visita a Las Palmas Atlético (0-0), en el último encuentro pendiente que tenían los cadistas. Un encuentro con carencias por parte de los gaditanos, que encontraron un buen premio en el punto frente a un enemigo que estuvo más cerca del triunfo y que dejó escapar un penalti que detuvo Juan Flere, sin duda el mejor del Cádiz B.

Alberto Cifuentes se vio obligado a variar su once debido a las bajas, siendo notable el cambio en el centro de la defensa con la ubicación del pivote Duarte junto a Momo Mbaye, ya que Saturday estaba sancionado. Todo ello para hacer frente a un encuentro con la dificultad añadida del césped artificial y una lluvia que en la primera parte puso el piso más rápido.

Lo cierto es que hay que hablar de una primera media hora en la que no sucedió nada; combate de golpes leves entre canarios y gaditanos, y escasas ocasiones hasta el punto de dejar un escenario con tufillo de aburrimiento. Sin embargo, a partir del minuto 33 la situación cambió por la señalización de un penalti en el área cadista. Apenas protestaron los jugadores visitantes, que apostaron todo a Juan Flere. Y el portero argentino dio lo mejor de sí para alcanzar el lanzamiento de Iñaki desde los once metros. Muy buena intervención que salvaba a los suyos.

El error de Iñaki no mermó a Las Palmas Atlético, que cargó de nuevo con Sato como protagonista, si bien su lanzamiento en posición escorada se estrelló contra el lateral de la red, así como con David Vicente que probó suerte desde lejos pero el punto de mira estaba por encima del travesaño. Entre una ocasión y otra, la mejor de los cadistas en el primer acto cuando Momo Mbaye cabeceó un córner de Gudelj que se comió el portero Alfonso y que sacó la zaga a poca distancia de la línea de gol.

De esta manera se alcanzaba el descanso con poca fortuna para los locales que, además, sufrieron las lesiones de Fran Carmona y Sato, quienes tuvieron que dejar el duelo antes de lo previsto.

En la segunda mitad, el Cádiz B se fue desdibujando sobre todo en labores ofensivas, teniendo que cargar todo su esfuerzo en defender ante una UD Las Palmas Atlético que estaba más fresca de mente y, con ello, de la cercanía necesaria para estrenar el marcador. Es ahí donde surge de nuevo la figura de Juan Flere para intervenir con éxito en dos llegadas de Iñaki, quien desde este domingo tiene pesadillas con el portero argentino. Flere acertó primero con una mano en la que el poste hizo el resto para que el esférico no entrara; seguidamente le adivinó a este mismo rival un mano a mano.

En el tramo final del segundo periodo sólo se podía contabilizar como peligro cadista desde el descanso un remate flojo de Nieto que resultó fácil para Alfonso. Fue hasta ese instante la aportación cadista para ir a por los tres puntos, lo que era claramente insuficiente para tener grandes aspiraciones en Las Palmas.

Los cambios de ambos entrenadores no variaban la contienda porque el conjunto de casa estaba más cómodo y próximo a ese primer tanto. Por reseñar algo en el Cádiz B, un lanzamiento de falta que Vázquez estrelló en la barrera, dejando escapar una opción factible a balón parado. Mejor fue la de Gudelj cuando menos se esperaba, pues fue un tiro muy lejano de falta que se envenenó y Alfonso envió a córner con una mano prodigiosa.

A falta de 14 minutos, Cifuentes oxigenaba el ataque retirando a Nieto para que Kensly se peleara con toda la defensa rival en busca de algún hueco, sinónimo de ocasión. Es verdad que en ese tramo final el balón permaneció más veces en poder del Cádiz B, pero su rival abogaba entonces por los contragolpes, alguno de ellos con superioridad numérica como el que salvó Momo Mbaye.

El fútbol depende de momentos y Vázquez tuvo el suyo en el 82’. Guldej sacó un córner pasado y el cadista enganchó el balón libre de marca en el segundo palo sin ser capaz de alcanzar la portería. La mejor ocasión del segundo tiempo para los de la Tacita.

Finalmente la prolongación dejó la expulsión del local Juan y un filial gaditano que daba por bueno el empate desde el prisma de intentar mantener la distancia con los últimos clasificados. Lo de soñar con cotas mayores y jugar mejor, queda para otra jornada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios