fútbol lInternacional

Internacional: De resoluciones prematuras

  • Las grandes ligas europeas quedan casi sentenciadas tras una jornada en la que los líderes ganan terreno · Dortmund, Lille y United, con el título en el bolsillo

Nunca parecieron tan sentenciados los principales campeonatos ligueros europeos como tras este fin de semana. La última jornada sirvió para apagar dudas sobre los líderes y confirmar la poca fiabilidad de algunas candidaturas que estaban destinadas a terminar arrojando la toalla.

No sólo la Liga española quedó lista para sentencia. En Inglaterra, el Manchester United dio un golpe de efecto al remontar en su encuentro ante el West Ham cuando perdía 2-0 en el minuto 60. Arsenal y Chelsea ya pensaban en acortar distancias con los de Ferguson hasta que Rooney apagó las esperanzas y ni siquieras ellos fueron luego capaces de vencer sus encuentros ante rivales inferiores. El caso del Arsenal fue más llamativo al ser incapaz de superar en el Emirates a un Blackburn que terminó con un jugador menos (0-0). Parece que nadie duda ya de una reedición del título por parte de un United que sigue siendo el más regular de todos. El Chelsea ya mira a la Champions como tabla de salvación al tiempo que el Arsenal comienza a sentir la dura realidad de sumar una nueva campaña sin títulos. Otra más en el camino de Arsene Wenger.

Alemania también vivió una emocionante jornada que durante unos minutos pareció ser proclive a un cambio de signos. El Dortmund perdía ante el Hannover en casa y el Leverkusen soñaba con recortar diferencias. Se quedó en sueño cuando Lucas Barrios lideró la remontada (4-1) para apagar dudas sobre el liderato del Borussia en la Bundesliga.

Menos resuelta, aunque también menos igualada, quedó la liga italiana tras el claro triunfo del discutido Milan ante el Inter, su gran enemigo tras haber alcanzado la segunda plaza de la mano de Leonardo. El 3-0 amplió diferencias casi definitivas entre los dos principales candidatos a llevarse el título, aunque el Nápoles de Cavani no quiera decir adiós a un sueño que tiene más cercano que nunca.

Tampoco frenó el Lille en sus expectativas de mantenerse firme al frente de la liga francesa. Su victoria ante el Caen el sábado motiva que sus rivales tengan cada día más difícil su caza en la clasificación. Sin la Liga Europa como distracción, parece que el conjunto liderado por el joven Eden Hazard puede romper la hegemonía de los grandes favoritos iniciales a hacerse con el campeonato galo. Excepto sorpresas de última hora, Europa ya siente a sus campeones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios