Fútbol | Primera Andaluza

Jesús Heredia, recuperado para el once del Chiclana Industrial

  • "Cada vez estoy más cómodo, físicamente muy bien y me he adaptado al ritmo que requiere la competición"

Heredia controla el esférico en el partido frente al Tarifa. Heredia controla el esférico en el partido frente al Tarifa.

Heredia controla el esférico en el partido frente al Tarifa. / Sonia Ramos

La temporada pasada fue uno de los jugadores más destacados del Chiclana Industrial en su andadura por la División de Honor Andaluza, pero este curso lo ha vivido prácticamente desde la suplencia. Desde que Bolli dejara el banquillo rojinegro no habíamos visto al pivote tener tantos minutos hasta hace poco. Fue hace apenas un mes cuando Jesús Heredia retornó al once titular y en los últimos cuatro partidos ha vuelto a recordar el gran jugador que es el medio centro. "Yo siempre he entrenado con normalidad y estando a disposición del míster para cuando creyera que era lo más oportuno. Las bajas de mis compañeros también han posibilitado que tenga más minutos y en los distintos planteamientos de cada partido, en base a ello, el entrenador ha decidido contar conmigo y creo que ha salido bien", explica el joven.

Heredia confiesa que "cada vez estoy más cómodo, me encuentro muy bien físicamente y enseguida me he adaptado al ritmo que requiere la competición. En Tarifa hicimos muy buen trabajo y por eso repetimos esquemas la semana pasada. Toda oportunidad que me da el míster la intento aprovechar al máximo".

La asociación que tiene con Javi Estudillo en el centro del campo viene de lejos y en cada choque se confirma la conexión innata de dos amigos y compañeros que llevan mucho jugando juntos. "Hace que el trabajo del resto sea más fácil, me apoya mucho y siempre da todo de sí y eso es imprescindible para que el engranaje siga funcionando. Ambos tenemos la capacidad de poder sacar el balón desde atrás y nos repartimos bien el trabajo", reconoce el chiclanero.

A pesar de su juventud y al igual que su pareja en la elaboración, Jesús Heredia es un chico muy tranquilo. "Cuantos más años voy cumpliendo más seguridad siento y eso me da mucha confianza a la hora de afrontar situaciones adversas", contrarrestando el ímpetu de veteranos que son nervio puro en el vestuario rojinegro. "Ya son muchos años jugando juntos aquí y tratamos de mantener la calma cuando tenemos el marcador en contra, aunque a veces es complicado porque ya hemos visto que cualquier equipo nos la puede liar en el momento menos pensado. Hay muchísima igualdad en la tabla", comenta el medio centro.

Resulta curioso comprobar cómo el Chiclana Industrial ha sumado más victorias fuera que en casa en los últimos tiempos. De hecho, el último partido que ganaron como locales fue jugando en el Municipal, debido a las obras de cambio de césped que se están llevando a cabo en El Fontanal. "No sabría explicarte cuál es la razón, sobre todo porque se supone que en tu propio campo debería ser más fácil", se encoge de hombros Heredia.

Otra de las cosas que han sorprendido recientemente es la facilidad de los rojinegros para adaptarse a campos con dimensiones más grandes que las de El Fontanal, de ahí que encadenaran esos dos triunfos a domicilio recientemente. "Un campo grande nos favorece siempre a la hora de hacer pases más precisos, porque arriba somos muy rápidos" y es difícil parar a compañeros como Alberto Chust cuando se cose el balón al pie y se mete hasta la cocina.

Este sábado visitan al Ubrique, inmerso en la pelea por los puestos de ascenso, y Jesús Heredia está convencido "de que vamos a ganar. Ojalá este año podamos confirmar la permanencia lo antes posible, para poder disfrutar en las últimas jornadas del trabajo bien hecho durante todo el curso".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios