fútbol Segunda División B

Escenario de lujo para un gran derbi

  • El estadio Chapín, nuevo 'exilio' para un San Fernando que se mide a un rival muy apoyado desde las gradas

Los isleños quieren terminar con victoria su exilio lejos de Bahía Sur y olvidar por fin los traslados. Los isleños quieren terminar con victoria su exilio lejos de Bahía Sur y olvidar por fin los traslados.

Los isleños quieren terminar con victoria su exilio lejos de Bahía Sur y olvidar por fin los traslados. / román ríos

El jerezano estadio Chapín recibe hoy como invitado a un San Fernando que disputará su segundo partido ante sus incondicionales lejos de Bahía Sur, con la esperanza de que este sea el último encuentro en el que se tenga que emigrar por culpa de la resiembra del césped del Iberoamericano 2010.

El duelo será uno de los clásicos en cuanto a derbis provinciales se refiere, ya que San Fernando y Atlético Sanluqueño son dos equipos con dinámicas similares en los últimos tiempos, tanto por tratarse de cabeza de ratón en sus pasos por el grupo X de Tercera División como por decantarse por ser cola de león en sus diferentes etapas en el grupo IV de Segunda División B.

Resulta curioso el hecho de que el escenario donde se disputará el choque está prácticamente a caballo entre una y otra localidad, lo que provocará que las gradas de Chapín estén divididas en cuanto a colores se refiere. Apurando, los 26 kilómetros que separan Sanlúcar de Jerez y los 38 que hay de distancia entre La Isla y la ciudad jerezana propiciará que muchos aficionados del cuadro verdiblanco puedan estar presentes pese a figurar el Sanluqueño como visitante. En un principio, sobre el papel la afición se repartirá aproximadamente en un 50% de cada uno de los dos contendientes.

Los azulinos afrontan el choque ansiosos por volver, de una vez por todas, a su auténtica casa, de olvidar lo que ha sido una larga pretemporada y un inicio de competición liguera sin poder contar con un terreno de juego estable. La llegada de la noticia de que Bahía Sur estará ya disponible para la cita venidera se aguardaba como agua de mayo por un plantel que, día a día, desconoce incluso dónde realizará el trabajo de preparación. Saben que será el último partido en el exilio y quieren festejarlo con una victoria.

En el aspecto puramente deportivo, José Pérez Herrera cuenta con tres importantes bajas de efectivos habituales en los once iniciales que suele poner en liza el técnico jerezano. Pedro Ríos no ha llegado al derbi y, a pesar de que ha estado trabajando con el resto de sus compañeros esta semana tras un par de ellas en el dique seco, su puesta a punto no es la precisa y, por ello, se ha quedado fuera de la convocatoria. Las otras dos son por sanción federativa ya que el compañero habitual de Lolo Guerrero en el centro de la zaga, Oca, fue expulsado por doble amarilla en tierras sevillanas, lo que le obligará a estar un partido en la grada. El otro castigado es el vasco Diego Simón. Un calentón con el trío arbitral al finalizar el choque ante el filial sevillista le ha acarreado una sanción de dos partidos.

La incógnita radica en saber si el sustituto de Oca será Colo, con lo que se produciría el debut del central esta temporada, o si José Pérez Herrera optará por pasar a Gabi Ramos desde su posición de lateral derecho a la de central para dar entrada en el titular a Nano Cavilla.

En lo que respecta a los de El Palmar, Rafa Carrillo no tiene bajas, pues Mawi ha entrenado sin problemas pese a un golpe que sufrió en el partido contra los almerienses y el único que ha estado entre algodones durante esta semana es Dani Güiza, con molestias en una pieza dental. El equipo sanluqueño no tuvo el mejor inicio de temporada al caer (1-2) frente al Real Murcia, pero los verdiblancos se han repuesto rápidamente sumando dos triunfos, el primero en Ibiza gracias al tanto de Dani del Moral y a la portentosa actuación de Diego García, y el segundo hace siete días frente a El Ejido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios