tenis lMasters 1.000 de Miami

Djokovic, un nuevo desafío

  • Nadal se jugará el título con el serbio tras doblegar con facilidad a Roger Federer

El español Rafael Nadal y el serbio Novak Djokovic se enfrentan en una final de Miami con sabor a nuevo clásico del tenis. Con el suizo Roger Federer un escalón por debajo, Djokovic parece dispuesto a tomar su relevo y disputar a Nadal la hegemonía del circuito.

Es la primera vez desde 1995 que se repiten los mismos finalistas en Indian Wells y Miami. Antes lo hicieron otros dos rivales clásicos, Andre Agassi y Pete Sampras, con resultados alternos. Sampras ganó en California y Agassi se desquitó en Miami.

Nadal y Djokovic se han enfrentado 24 veces, con 16 triunfos para el zurdo español y ocho para el ascendente serbio, que esta temporada arrancó de forma espectacular y todavía no conoce la derrota.

Ambos disputaron la final de Indian Wells hace dos semanas y Djokovic triunfó en tres sets, su tercer título en 2011, pues antes se impuso en el Abierto de Australia, en enero, y en Dubai a finales de febrero. "Contra un jugador como Novak es imposible ganar el partido al nivel que lo hice", dijo Nadal. "Por lo tanto tengo que jugar agresivamente y con precisión todos los puntos. Y eso es lo que voy a tratar de hacer".

Con una actuación impecable y apoyándose en la precisión del servicio, Nadal consumó la victoria por 6-3 y 6-2 ante Roger Federer en semifinales en un partido que duró poco más de una hora, donde aventajó a su enconado rival en todos los aspectos de juego.

"Jugué bien de revés, pero él hizo más errores de los que acostumbra", dijo Nadal al concluir el encuentro. Desde el primer set, el manacorí ejecutó a la perfección su plan frente a Federer, quien no logró tomar ventaja aunque mantuvo a Nadal jugando de revés.

Fue el golpeo de backhand una de las armas principales de Nadal en el desafío, con cruces al fondo de la cancha que Federer no pudo devolver y enviaba fuera.

Federer cambió su táctica en el segundo set. Tras el servicio intentó algunos globos, pero la precisión de Nadal y varios errores no forzados evitaron que pudiera conseguir su objetivo.

"Traté de ser agresivo y cumplir con mi objetivo", expresó Nadal, quien agradeció a sus fans de Miami el respaldo mostrado.

Hoy, ante Djokovic, deberá demostrar que puede alcanzar su mejor versión para poner fin al año perfecto del tenista serbio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios