Fútbol | Tercera División

El Conil vence y convence (3-0)

  • El equipo jandeño supera por intensidad y efectividad a un Coria que no recoge el fruto de su estética propuesta

Juan Ureba, autor del segundo gol, encara a un rival. Juan Ureba, autor del segundo gol, encara a un rival.

Juan Ureba, autor del segundo gol, encara a un rival. / Aragón Pina

El Conil volvió a ganar en el Pérez Ureba, esta vez al Coria, como hace dos jornadas ante el Sevilla C, y además de hacerse fuerte en casa, de vencer y convencer a sus incondicionales, suma tres puntos que le permiten coger aire en su pugna por distanciarse de la zona peligrosa. 

En un partido muy abierto, de toma y daca, disputado a pesar del resultado final, el acierto local contrastó con la inoperancia ofensiva de los visitantes, que se quedaron en una propuesta futbolística agradable a los ojos. El dinamismo, la garra y la eficacia del equipo jandeño se impuso a la posesión, el dominio y el juego por las bandas de los sevillanos.

El orden defensivo, la magistral dirección de Fran Mejías en la zona ancha, en esta ocasión con la complicidad del bigoleador Manzano, y la lucha constante de los tres puntas, Cuenca por la izquierda, Juan Ureba como ariete y Mario Sánchez por la derecha, explican el triunfo de los amarillos, que desde el pitido inicial mostraron sus intenciones.

Así, en la primera llegada de peligro, en el minuto 15, Manzano marcó el 1-0 tras recibir en la frontal y rematar raso y pegado al palo. Uno después, robo de Mario, pase a Cuenca y éste dispara desviado.

El entusiasmo conileño se reavivó en el 22', cuando otro robo, ahora de Mario Sanchez, antecedió al centro que culminó en el 2-0 Juan Ureba entrando a por todas desde atrás.

El segundo jarro de agua fría no amilanó a los corianos, que abrían líneas en su infructuoso intento por inquietar a Fran. De hecho, hasta el descanso la única opción digna de mención la protagonizó Juan Ureba, en el 43', con un disparo que rechazó Isco con dificultad.

La segunda parte arrancó con un cambio de los sevillanos, Chapi por el amonestado Tore, si bien el panorama no parecía variar un ápice. En el minuto 50, centro de Cuenca al que no llega por poco Juan Ureba. Y en el 51', enésimo robo, de Manzano, que marca el 3-0 esta vez por la derecha del guardameta del Coria.

A pesar del 3-0, el conjunto foráneo seguía buscando y tocando, pero con continuas pérdidas por la presión del rival. Para colmo, tras un tiro de Francis que rozó la madera, en el 75' la lesión de Cristian dejó a los suyos en inferioridad numérica porque ya se habían realizado las tres sustituciones.

Con el choque sentenciado, el cuarto rondó cerca cuando Juan Ureba interceptó y mandó cruzado fuera y, ya en la prolongación, cuando Ureba conectó desviado un centro de Francis que ponía el broche a un gran encuentro del Conil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios