Tribunales Condenado en Cádiz por insultar a su cuñado a través de mensajes y audios

Fútbol | Tercera División

Un Conil muy serio se vuelve de vacío

  • Los de Javier Zafra agradan mucho ante el Sevilla C pese a perder 2-0

Un gol de penalti y otro en propia puerta en tan solo dos minutos ya en el tramo final del partido acabaron con las aspiraciones del Conil de puntuar en su visita al Sevilla C. El equipo gaditano había hecho bien hasta el minuto 78 de juego todo el trabajo de contención defensiva y orden táctico, pero dos minutos de infortunio mandaron al traste la buena labor de los de Javier Zafra.

La tónica reinante del primer tiempo fue el centrocampismo, con mayor control del juego por parte de un Sevilla C que no encontró, sin embargo, espacios para llegar con peligro al área conileña. A su buen quehacer táctico, el Conil añadió algunos intentos de aproximarse al marco sevillista. Los de Zafra pudieron robar algunos balones que les permitieron iniciar contragolpes hacia el área local, pero a menudo les faltó el último pase para tener opciones reales de mover el marcador antes del descanso.

El descanso no cambió en gran manera la decoración del partido, que siguió por los mismos derroteros en el tramo inicial del segundo tiempo. Sin embargo, el cansancio acumulado con el paso de los minutos empezó a hacer mella en los jugadores de ambos equipos y, como suele suceder tantas veces, el paso por el ecuador del segundo tiempo dio paso a una fase del encuentro con el juego más roto y los órdenes tácticos más desordenados.

Ambos equipos gozaron de sendas ocasiones para inaugurar el marcador, pero la primera y decisiva mutación del resultado llegó en el minuto 78, cuando el colegiado Lozano Díaz decretó un penalti favorable al Sevilla C. El lanzamiento lo transformó en gol Luis García. El gol encajado cayó como un mazazo en el Conil, que vio como todo su buen trabajo hasta el momento se iba al traste. Con la moral de los locales al alza y la de los visitantes tocada, el Sevilla C se vio con la oportunidad de apretar en ataque y no tardó en encontrar de nuevo premio en forma de gol.

Tan solo dos minutos después del 1-0, una acción colectiva del equipo sevillista acabó con remate de Diego Vargas que, tras tocar en última instancia en el centrocampista visitante Pablo Ureba, terminó dentro de la portería del Conil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios