Fútbol | Tercera División

Conil y Arcos empatan y se condenan a la fase de permanencia (2-2)

  • Los jandeños se marcan el 0-1 en propìa puerta, remontan en la recta final y ceden las tablas en la prolongación de penalti

Lebrón encara a un defensor arcense durante el derbi provincial del Pérez Ureba. Lebrón encara a un defensor arcense durante el derbi provincial del Pérez Ureba.

Lebrón encara a un defensor arcense durante el derbi provincial del Pérez Ureba. / Arcos CF

Conil y Arcos empataron en el derbi provincial del Municipal Pérez Ureba, una auténtica final que deparó finalmente que en realidad ambos acabaran derrotados porque el punto sumado resulta del todo insuficiente y les condena a disputar la segunda fase liguera en el grupo que luchará por la permanencia en Tercera División.

El broche a la temporada regular no pudo ser más cruel para uno y otro, sobre todo para los jandeños. El Conil dependía de sí mismo y teniendo todo en la mano no pudo o no supo sellar la salvación. Ganando no tenía que aguardar a más resultados. El Arcos, en cambio, necesitaba vencer y, además, que los marcadores del resto de la jornada le favorecieran, algo que nunca ocurrió. Incluso cuando se pusieron por delante, las noticias que llegaban desde Las Cabezas de San Juan y desde Lebrija no eran las esperadas por los serranos.

El choque, marcado por el fuerte viento, se puso cuesta arriba para los locales muy pronto por el gol en propia meta de Antonio Narváez. Los amarillos tiraron de orgullo y de casta para dar un paso al frente, pero el orden defensivo de los visitantes dificultaba sus intenciones. Así y todo, justo antes del descanso gozaron de una ocasión franca en el lanzamiento de un penalti que no se tradujo en la igualada.

Como era previsible, el fallo de la pena máxima hizo mella, aunque los pupilos de Lázaro Canto se repusieron del doloroso golpe y a la vuelta del descanso insistieron una y otra vez, quizás con más corazón que cabeza. Y tanto fue el cántaro a la fuente que Carlos Cuenta acabó por acertar, por dos veces, cuando la contienda entraba en su fase decisiva.

Quedaban 10 minutos por delante y casi daba lo mismo que el Xerez DFC estuviera remontando al Cabecense. Hasta que en la prolongación un penalti, el primer tiro a puerta del Arcos, se convirtió en el 2-2. El Conil caía al pozo porque, además, el Antoniano ganaba el derbi a la Lebrijana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios