Fútbol | Primera Andaluza

Compromiso recreativista

  • El delantero Juan Rosillo, que llegó desde Huelva para enfundarse la elástica portuense, es la más reciente de las incorporaciones rojiblancas

Juan Rosillo se dispone a controlar el esférico el pasado domingo en el partido contra el Vejer. Juan Rosillo se dispone a controlar el esférico el pasado domingo en el partido contra el Vejer.

Juan Rosillo se dispone a controlar el esférico el pasado domingo en el partido contra el Vejer. / F.L.

Una de las novedades del Recreativo Portuense de la presente temporada es el delantero Juan Fulgencio Rosillo Meseguer, conocido futbolísticamente como Rosillo. El ariete debutó con la camiseta rojiblanca el 20 de enero en La Juventud, saliendo del banquillo en el choque en que los recreativistas fueron goleados por el Jerez Industrial (4-0). Desde entonces ha sumado cinco titularidades y una suplencia, sin perderse ninguno de los partidos disputados por el Recre, pese a que su residencia está fijada en Huelva (trabaja como profesor en San Juan del Puerto, a pocos kilómetros de la capital onubense).

Junto con el lateral derecho Kike, que reside en Almería, son los dos componentes del plantel que más kilómetros realizan para no faltar a su compromiso. “Conocía al técnico, Juanjo Durán, pues había coincido conmigo en el Xerez Deportivo y el Xerez B. Las obligaciones profesionales me habían llevado a cerrar mi etapa anterior sobre el césped y echaba de menos la práctica del fútbol, de modo que, tras pensarlo, acepté”, explica Rosillo, quien se entrena por su cuenta en un gimnasio y con el equipo de San Juan del Puerto, compartiendo sesión con sus compañeros recreativistas solo la tarde del viernes.

El futbolista, natural de Jerez, de 30 años, 1,70 de altura y 69 kilos de peso, continúa así una trayectoria que incluye escuadras como Conil, Antoniano, Xerez DFC, Guadalcacín o Los Barrios, entre otros escudos. Rosillo señala que compensa la falta de adaptación al equipo derivada de la escasez de entrenamientos conjuntos por el hecho de que “quien ha jugado mucho al fútbol tampoco necesita tanto tiempo para aclimatarse”.

El delantero admite no encontrarse físicamente al 100% (calcula hallarse sobre un 70%) y concede que estrenar su casillero portuense constituye la asignatura pendiente: “El delantero necesita goles: puedes asistir o ser objeto de penalti, como me ocurrió el pasado domingo ante el Vejer cuando Sergio me propina una patada, pero lo que al final se mira del delantero son sus dianas”, concede.

Rosillo entiende que el Recre perdonó en la segunda parte de su duelo ante los vejeriegos (Paco Rivera y, sobre todo, Rafi Cruz tuvieron su opción), lo que permitió a los visitantes, gracias a una gran acción de Melero en el descuento, terminar imponiéndose 1-2, rompiendo así una racha recreativista de tres victorias consecutivas.

Con todo, Rosillo considera que el equipo “está bien, pues no se le puede pedir mucho más al contar con jugadores que han de compatibilizar fútbol y trabajo y medirse a escuadras cuyos integrantes sí cobran y además disponen de mejores instalaciones preparatorias”.

Por lo que respecta al próximo adversario, el Chiclana Industrial, con el que los portuenses se miden el domingo a partir de las 12:00 horas en Huerta Mata, Juan Rosillo reconoce no disponer de datos sobre el contrincante, aunque su experiencia sobre los campos le dice que “los duelos en Chiclana siempre resultan complicados ya que la gente se crece”.

Los industrialistas son uno de esos equipos que pugna por la permanencia. Tras un pésimo inicio de temporada los chiclaneros han mejorado sus números, lo que les ha situado en el puesto 14, con 19 puntos, los mismos que la UD Tesorillo, que marca el descenso.

El Recre se impuso 3-1 en la primera vuelta: Alberto adelantó a los visitantes en el 44´, pero Barberá (48´), Kike (55´) y de nuevo Barberá (85´) arreglaron las cosas para los de El Puerto de Santa María.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios