DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Fútbol | División de Honor Andaluza El Chiclana, en la pugna por el ascenso

  • Los de Lupi llevan cuatro victorias consecutivas y la permanencia ya está virtualmente conseguida

Los jugadores celebran en el córner un gol de Dani Fornell. Los jugadores celebran en el córner un gol de Dani Fornell.

Los jugadores celebran en el córner un gol de Dani Fornell. / A. Alba

Al Chiclana se le ha quedado corto el objetivo de la temporada en pleno mes de febrero. Cuando la actual directiva cogió las riendas del club en 2018, el regreso a Tercera División se planteaba como una meta a largo plazo (mínimo tres temporadas) y así se confeccionó el pasado verano la plantilla para afrontar el curso en la actual categoria: “acabamos de ascender a División de Honor, vamos a disfrutar de la categoría y nos marcamos la permanencia como reto del año. A partir de ahí, lo que quiera venir, bueno será”.

Así se nos presentó a los medios y pronto la propia competición empezó a dar lecciones de realidad. El conjunto blanco sabía que mantenerse en el grupo no sería moco de pavo, pero las cosas se complicaron en exceso con la pérdida de Samuel en la zaga y el estancamiento del equipo en la zona de descenso (penúltimo durante octubre y noviembre). Muchos partidos sin marcar estaban condenando y amargando a los chiclaneros un curso que apenas empezaba.

En el fútbol todo son rachas y, tanto las buenas como las malas, se acaban. Una vez superado el fatal bucle, el Chiclana se ha plantado en las puertas del Carnaval con el objetivo a tiro. Son séptimos, con 34 puntos, así que con una victoria más estarían virtualmente salvados y con doce jornadas de liga por delante. “Esta competición tiene muchos atractivos, no solo el ascenso. Si no tenemos motivación te acabas relajando y la propia competición no te lo va a permitir”, señalaba Lupi tras la última victoria en El Viso del Alcor.

De hecho, entre esos retos está el quedar entre los seis primeros clasificados, que sería muy meritorio teniendo en cuenta que ahora es cuando empiezan los enfrentamientos entre ellos y que apenas hay difencias de nivel.

Por eso el Chiclana tiene motivos de sobra para pelear por el ascenso a Tercera, porque nunca se sabe lo que puede pasar y porque ahora sí son ese equipo a tener en cuenta del que se hablaba en septiembre. El rendimiento y las sensaciones que transmite el grupo son excelentes y por fin están dando muestras de que le pueden ganar a cualquiera.

Aún quedan muchos puntos por disputar y la zona alta está apretadísima, incluso el líder ha perdido fuelle en ese primer puesto que tiene casi asegurado. Parece que el ascenso estará en juego hasta la última jornada, en la que se ubica un Chiclana-Cabecense que puede ser precioso si los de Lupi continúan con la buena estrella. Ahora sí, a soñar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios