Fútbol | División de Honor

El Chiclana CF recupera el gol en diciembre

  • Pablo, uno de los delanteros, es claro: "Vamos remontando pero con cautela".

Pablo conduce el balón en un momento del partido frente al Espeleño. Pablo conduce el balón en un momento del partido frente al Espeleño.

Pablo conduce el balón en un momento del partido frente al Espeleño. / A. ALBA

El mes de diciembre ha traído grandes cambios a la escena deportiva del Chiclana CF. Después de empezar la liga de manera diametralmente opuesta a lo esperado, a lo marcado en los objetivos iniciales, la realidad se imponía a los planes sobre el papel y el conjunto blanco se hallaba inmerso en el descenso. Con apenas cuatro tantos a favor en casi dos meses, los chicos de Lupi han seguido peleando por cambiar la dinámica negativa de resultados, de sensaciones e, incluso, de mala suerte; pero tocaron fondo.

A finales de noviembre encajaban la mayor goleada hasta entonces, lo que a su vez sirvió de punto de inflexión para coger impulso y empezar la escalada hacia arriba. La retórica y la psicología ejercidas por el cuerpo técnico a través de las diversas reuniones y charlas motivacionales, con la participación y voz de la propia plantilla, también hicieron lo suyo y ahora el Chiclana suma tres victorias consecutivas, con nueve goles a favor y tres en contra, y esperan sumar la cuarta mañana para cerrar diciembre con el mejor broche.

Irse de vacaciones con los deberes hechos es una gran satisfacción después de tanto sufrimiento, pues el club blanco ha cosechado por fin el fruto de su trabajo y cada vez está más cerca de ese objetivo inicial: acabar lo más alto posible y aprovechar cualquier oportunidad de ahí en adelante.

La mejora del Chiclana ha sido en conjunto pues, al igual que han conseguido dejar la portería a cero en dos de esos tres partidos (lo que indica que la defensa está funcionando mejor), el ataque se ha reforzado con la llegada de Joselito Cornejo y delanteros como Nene y Pablo han vuelto a encontrarse con el gol. Precisamente este último ha sido el más damnificado tras el fichaje, que le ha sentado en el banquillo, aunque la suplencia no le ha sentado nada mal, pues el pasado domingo saltó al campo en el 83’ y solo seis minutos después sumó el último chicharro para su cuenta personal.

"Cornejo es un goleador nato y ha venido a sumar para el equipo. Obviamente supone más competencia, pero yo sigo trabajando de la misma manera cada semana y a disposición del míster", comenta Pablo. Sobre la reacción del Chiclana, el delantero reconoce que "hemos tenido muchos palos y crucetas pero ahora que estamos enderezando el rumbo y vamos remontando, por fin podemos mirar hacia arriba, hacia ese objetivo inicial. Sin perder la cabeza, por supuesto, y trabajando en la línea en la que estamos, pero sin rechazar ni negarnos nada".

Ellos lo han dicho siempre, y todos lo refrendamos: el Chiclana tiene equipo para todo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios