Deportes

El Celta pone un pie en Segunda

  • El Atlético asegura su presencia en la próxima Liga de Campeones

El Atlético selló su clasificación directa para la próxima Liga de Campeones después de superar con claridad a un Celta al que sólo un milagro le salvará del descenso de categoría.

Simeone salió con todo en Balaídos. El argentino sólo reservó al renqueante Arda Turan. Su obsesión en este curso era la clasificación directa para la próxima edición de la Liga de Campeones, objetivo que los rojiblancos no lograban desde la temporada 95-96, la del histórico doblete.

Y lo consiguió a falta de tres jornadas para el final de la Liga, lo que le permitirá ahora centrarse en la final de la Copa del Rey contra el Real Madrid, donde buscarán romper otro reto mayúsculo, derrotar al eterno rival.

Fiel a su estilo, el Atlético fue un bloque compacto y sólido defensivamente pese a que el Celta, volcando el juego hacia la banda de Augusto Fernández, logró encerrarlo en su campo en la recta final del primer acto.

El equipo gallego, que se jugaba la vida en el duelo, tuvo dos buenas oportunidades para marcar en la primera parte. En la primera, el belga Courtois, que batió el récord de imbatibilidad a domicilio de Abel Resino con 680 minutos, se lució ante Krohn-Dehli; en la segunda Augusto desaprovechó un balón muerto en el área pequeña tras un saque de esquina.

Pero este Atlético no necesita generar muchas ocasiones para marcar. En el primer minuto de la reanudación, Diego Costa enmudeció Balaídos tras un saque de esquina. Luego, Juanfran hizo el 0-2 de rebote y Augusto Fernández dio una mínima emoción al partdo antes de que Falcao lo sentenciara.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios