Fútbol | Segunda Andaluza Carlos Camacho: "Este parón nos habría venido bien tres semanas antes"

  • El entrenador del Racing Portuense lamenta como cosa hecha que "la pérdida de ritmo y del trabajo previo va a ser irremediable"

Carlos Camacho, durante un partido de esta temporada.

Carlos Camacho, durante un partido de esta temporada.

Carlos Camacho, entrenador del Racing Club Portuense, hace un análisis sobre como el coronavirus está afectando al desarrollo del equipo y a la posible vuelta a los terrenos de juego. Como hiciera su homólogo del Recreativo hace un par de semanas, Camacho repasa los efectos de esta pausa liguera.

El míster del club rojiblanco confirma que el confinamiento está siendo complicado para todos los miembros del equipo. Dada la compleja situación, los ánimos y el estado físico se está viendo afectado. Asegura que “lo peor es la incertidumbre, estamos expectantes sobre la decisión que pueda tomar la Federación”.

Además del no saber cómo va a continuar la temporada, un aspecto que le preocupa al míster es el peso de los jugadores: “les dimos unas pautas al principio de todo esto y a partir de ahí vamos hablando con ellos. Es muy importante que cuidemos la alimentación y mantengamos, en la medida de lo posible, un buen estado físico. De todas formas, es muy difícil en estos niveles de fútbol amateur y, con estas circunstancias, cuesta mucho seguir una rutina”.

Algo llamativo que comenta Carlos Camacho es lo inoportuno que ha sido el parón. Aunque asegura que “esta pausa nos hubiera venido bien hace tres semanas que habíamos cogido una pájara y perdimos mucho el hilo” confirma el deseo de todos: “ojalá esto no hubiera pasado nunca y siguiera la práctica normal de la liga”. Es cierto que los últimos cuatro partidos del Racing devolvían un balance negativo, con tres derrotas y una victoria, y que llegar a los puestos de ascenso que lo habían tenido muy cerca antes del partido frente al Alcalá del Valle se ha complicado. En cualquier caso, “la idea del equipo era seguir peleando por llegar arriba, pero ahora hay que ver como acaba todo esto”, afirma el entrenador.

Respecto a la suspensión de los entrenamientos, Camacho se reafirma en lo complicado que resulta para un deporte como el fútbol. “La pérdida de ritmo y de todo el trabajo que se había hecho es ya una realidad porque vamos a estar al menos un mes metidos en casa. Por mucho que se haga una rutina y se intente mantener la forma, en el fútbol es muy difícil porque hay mucho trabajo de orden, coordinación y posicionamiento en el campo”. De hecho, cuando se vuelva a los terrenos de juego tendrán que tratar todo como una pretemporada y empezar a coordinar todo desde, prácticamente, cero.

Por otro lado, el míster del Racing garantiza la unión del equipo: “estamos cerca de ellos, pero dejando que vayan un poco a su aire. Sabemos de la complejidad de la situación y tampoco queremos agobiar. Se habla con ellos, se les dan pautas y partir de ahí los dejamos más independientes, pero sabiendo que estamos aquí apoyándolos”.

Finalmente, y aunque con poca seguridad, Carlos Camacho querría finalizar de disputar la temporada. “A mi me gustaría que esto terminara, sobre todo por los equipos que se juegan el ascenso, pues debe ser justo para todos. No obstante, no conozco la preferencia que pueda tener la Federación porque para retomar esto en mayo habría que disputar partidos jueves y domingos, por ejemplo. Tampoco sé si en la mente de la Federación está competir en junio, pero yo lo veo complicado, sobre todo para nuestra organización por temas laborales y trabajos enfocados al turismo y restauración que desempeñan muchos de nuestros jugadores y que esperamos se recuperen en los meses de verano”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios