Fútbol | Discapacitados

Los Campeones, pero sin pista

  • La Escuela funciona en San Fernando y El Puerto pero en Cádiz choca con obstáculos.

  • Su presidente se halla "superindignado" con el concejal de Deportes de la capital.

El monitor Sergio (i) y el presidente (d) con cuatro jugadores isleños de la Escuela. El monitor Sergio (i) y el presidente (d) con cuatro jugadores isleños de la Escuela.

El monitor Sergio (i) y el presidente (d) con cuatro jugadores isleños de la Escuela.

Cuando te enteras de la existencia en Cádiz de la Escuela de fútbol para personas con discapacidad de la Asociación Deportiva y Cultural Los Campeones surge enseguida la duda de qué fue primero, la gallina o el huevo. La culpa la tiene la coincidencia en el nombre con Campeones, la exitosa obra de Javier Fesser que se convirtió en la candidata española al Oscar de este año en el apartado de películas de habla no inglesa, una larga carrera de la que ya se cayó en una de las selecciones intermedias.

Antonio Vargas, fundador y presidente de la entidad, se encoge de hombros, como si tuviera que dar explicaciones de esa similitud por enésima vez: "Hay gente que cree que copiamos el nombre, pero no es así. Llevo cuatro años como chófer de varias asociaciones para personas con discapacidad y estuve ligado a un club de fútbol de San Fernando en el que también trabajábamos con jóvenes discapacitados. El nombre lo tenía pensado desde que un día ganamos un campeonato con esos chavales del club y disfrutaron tanto que les dije que eran unos campeones. Ese es el origen de mi idea, anterior a la película. Además, dimos de alta la Asociación en el registro de asociaciones de la Junta en agosto de 2017 mientras la película se estrenó el 6 de abril de 2018. Eso sí, reconozco que los primeros anuncios de la película coincidieron más o menos en el tiempo con esa fundación".

El cabeza visible de Los Campeones gaditanos demuestra que lo cortés no quita lo valiente: "Al principio nos dio coraje lo de la coincidencia en el nombre, pero luego fui a ver la película y me encantó, me pareció un reflejo perfecto de lo que vivimos día a día. Yo soy un llorón por naturaleza, lloro y río con los que yo llamo mis niños; o sea, que imagínate cuánto lloré viendo la película".

La Asociación Los Campeones, de ámbito provincial, nació con la Escuela de fútbol como actividad principal, cumpliéndose así un sueño de su fundador. El plan consistía en implantarla en Cádiz, San Fernando y El Puerto, pero por el momento solo ha podido funcionar a satisfacción en dos de las tres ciudades. Toni Vargas lo explica: "En San Fernando y El Puerto no tuvimos problemas para trabajar con la Escuela desde el primer momento. En la primera acumulamos ya año y medio practicando fútbol-7 y fútbol sala en Bazán y Gómez Castro, y en la segunda llevamos medio año en una instalación ubicada cerca del hospital. Pero en Cádiz no hemos encontrado las mismas facilidades".

Y ahí empieza a relatar el presidente la rocambolesca historia de la capital: "En agosto de 2017, cuando la fundación, ya estábamos fuera de plazo y me dijeron en el IMD que no quedaban campos, pero por medio de Asuntos Sociales nos cedieron una pista descubierta sin luz y sin porterías en el colegio Eduardo Benot. Las condiciones no eran las más adecuadas, pero lo agradecimos mucho porque en caso contrario nos hubiéramos quedado tirados".

Y llegó la presente temporada, con polémica incluida: "En plazo pedimos al IMD horas de pabellón para un grupo de 15 personas jóvenes, dos de ellas en silla de ruedas y la mayoría con movilidad reducida. Me dieron una pista de fútbol sala descubierta en Puntales, con el suelo muy resbaladizo y por tanto no apta para jugadores con silla de ruedas y menos aún para los de movilidad reducida. A petición mía, me reuní posteriormente con el alcalde y el concejal de Deportes. Les expuse el proyecto de la Escuela de fútbol. Quedaron encantados e incluso dijeron que si pudieran la pondrían en funcionamiento ellos mismos. Se disculparon por lo de Puntales comentando que había sido un error del IMD y me dieron cita para reunirme con el concejal a solas una semana después".

Y pasaron esos siete días de espera: "Vaya sorpresa me llevé cuando comprobé que las palabras tan bonitas que nos dedicaron se las había llevado el aire. El concejal nos dijo que no había otra posibilidad que Puntales, que no quedaba sitio en los pabellones. Me sentí engañado porque lo de Puntales no es un pabellón aunque el propio concejal, equivocadamente, insistía en esa reunión que sí lo era. La petición era de dos horas a la semana en días diferentes y solo nos ofreció una en Puntales, en realidad una pista deportiva. Sobre la otra hora nos dijo que esperáramos a la reapertura del Francisco Blanca. Total, que llevamos desde agosto sin que los 15 chavales puedan practicar deporte con seguridad ya que lo de Puntales resulta peligroso al tratarse de personas con discapacidad".

Todo esto ha provocado un enfado mayúsculo: "Tanto los que llevamos la Escuela como los chavales y sus padres estamos superindignados por la falta de sensibilidad mostrada hacia la única Escuela de fútbol para discapacitados de la provinciade Cádiz. Y que quede claro que esto no es un negocio, es una labor que nos encanta y que incluso nos cuesta algo de dinero".

Pero la esperanza es lo último que pierde Vargas: "Esperamos una respuesta rápida por el bien de estos deportistas cargados de ilusión que merecen un respeto. Que lo del Francisco Blanca se solucione cuanto antes, a ser posible con dos horas como fue el acuerdo al que llegamos con el alcalde presente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios