Deportes

Campanazo de un valiente Rayo ante una Real desconocida

El Rayo Vallecano sorprendió a una desconocida Real Sociedad en Anoeta y se impuso con justicia, para tomar aire en su lucha por eludir el descenso y alejar a los vascos de sus pretensiones de luchar por entrar en plazas de Liga de Campeones.

Empezó intenso el partido y ya en el minuto 1 lograron los donostiarras el primer gol en su acercamiento inicial, cuando Rubén Pardo botó una falta e Íñigo Martínez cabeceó al fondo de la red adelantándose a la defensa rayista.

Se las prometían felices los aficionados que desafiaron el horario y la fresca noche en San Sebastián pero instantes después Larrivey les amargaba el café, al convertir un penalti innecesario cometido por José Ángel.

Quedó noqueada la Real después de este tanto, el Rayo se envalentonó y dio algún susto en la portería de Zubikarai.

Segundos antes de que el árbitro marcara la senda de los vestuarios llegó el segundo tanto realista obra de Pardo.

Nuevamente enderezó el vibrante encuentro el equipo madrileño tras el descanso por medio de su máximo realizador, Alberto Bueno, con la cooperación de un Zubikarai que pudo haber hecho algo más. Y Rochina se encargaría de darle el triunfo a un Rayo mejor.

Real Sociedad: Zubikarai; Zaldua, Mikel González (Canales, 69'), Íñigo Martínez, José Ángel; Elustondo, Rubén Pardo, Xabi Prieto; Vela, Chory Castro (Griezmann, 64') y Agirretxe. Rayo Vallecano: Rubén; Arbilla, Zé Castro, Gálvez, Rat; Saúl Ñíguez, Adrián; Rochina (Jonathan Viera, 81'), Bueno (Nacho, 90'), Iago Falqué (Lass, 73'); y Larrivey. Goles: 1-0 (1') Íñigo Martínez. 1-1 (4') Larrivey, de penalti. 2-1 (45') Rubén Pardo. 2-2 (47') Bueno. 2-3 (67') Rochina. Árbitro: Álvarez Izquierdo (catalán). Amonestó a Gálvez, Saúl Ñíguez y Arbilla. Incidencias: Estadio de Anoeta. 15.344 espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios