Fútbol | Segunda División B

Calvario para La Isla

  • El San Fernando, ante 4.500 espectadores y un ambiente festivo, no puede perforar el portal del conjunto granadino a pesar de ser muy superior al rival durante todo el encuentro

Pedro Ríos, que fue expulsado en el minuto 88, presiona ante Carlos Garrido para hacerse con la posesión del esférico. Pedro Ríos, que fue expulsado en el minuto 88, presiona ante Carlos Garrido para hacerse con la posesión del esférico.

Pedro Ríos, que fue expulsado en el minuto 88, presiona ante Carlos Garrido para hacerse con la posesión del esférico. / Román Ríos

No pudo ser. Y eso que se intentó de todas las maneras posibles. El San Fernando tuvo su particular calvario, en vísperas de la Semana Santa que dará comienzo este domingo, y, a pesar de que fue superior al rival, no encontró la manera, ni la fórmula, de romper el entramado defensivo que el equipo nazarí puso delante de los azulinos, que terminaron, como es habitual en los encuentros que disputan los de José Pérez Herrera, fallando mil y una ocasión de gol para ceder un empate que ante la victoria del UCAMde Murcia en el tiempo de descuento le aleja del objetivo de estar entre los cuatro primeros clasificados.

Y eso que el día invitaba. Los aficionados azulinos fueron fieles a cita y, ante la llamada, acudieron en masa para ver al San Fernando en uno de los partidos mas importantes de la temporada porque, sin duda alguna, se trataba del ser o no ser.Pero la cruz fue muy pesada. El Recreativo Granada llegó con la lección bien aprendida y maniató a las bazas con las que cuentan los isleños para desestabilizar. Eso, unido a la poca puntería de los atacantes isleños, hicieron que se perdieran dos puntos de oro del Iberoamericano.

El partido comenzó con la intensidad que tenía que darle el cuadro de Pérez Herrera al choque y, por ello, las ocasiones de gol no se hicieron esperar. Ya en el 3' tuvo Carri la primera, pero la desbarató Lejárraga, y en el 12’ volvió a insistir Carri, esta vez a balón parado, pero su disparo se fue fuera, muy cerca del marco granadino.Continuaban apretando los locales, que en el 13' contaban con la más clara de las ocasiones. Un pase de Pablo Sánchez a Pau Franch dejó al ariete en solitario ante el cancerbero nazarí, pero la vaselina del nueve isleño no encontró portería.

Ahí parecieron difuminarse las ocasiones locales porque posteriormente, en el 19’, fue Rubén Gálvez el que quitó el miedo del cuerpo con una gran intervención a un disparo de Juancho Victoria, y el aburrimiento se apoderó del choque lo que restaba de primera mitad, sopor que solamente quedó roto cuando ésta prácticamente expiraba ya que Carri contó con la tercera ocasión personal de marcar en un remate de cabeza a un centro medido de Gabi Ramos, tras una bonita jugada trenzada del equipo isleño.

En la segunda mitad, si cabe, la intensidad isleña aumentó en su inicio, aunque el equipo granadino contrarrestaba ésta con un buen posicionamiento en el terreno de juego hasta tal punto de anular a jugadores claves del equipo de Pérez Herrera.Con ello, la primera ocasión de la segunda parte llegó para los foráneos, que en el 60’ estrellaron el cuero en el poste en una falta directa lanzada por Rubén García.

Despertaron en los instantes finales los de La Isla y a partir del minuto 70 el partido se convirtió en un toma y daca peligroso para uno y otro conjunto. De esta forma, en el 70’ Carri disparó desde lejos, en el 74' respondió Adri Rivas que se fue por velocidad y cruzó demasiado, en el 80' fue Pedro Ríos el que mandó alto un remate, en el 85’ Joselu remató de cabeza alto un córner y en el 86’ fue Carlos Garrido el que obligó a emplearse a fondo a Rubén Gálvez.

Cuando todo parecía que se iba a quedar en la igualada, llegó la expulsión de Pedro Ríos por pisar en una salida al portero granadino y, aún así, los de San Fernando contaron con dos claras oportunidades de gol, una en el 91', con Manu Ramírez de protagonista y otra en el 92’, con Pau Franch como primer actor de una película que ya conocíamos todos.

Pero no quiso entrar, la víspera de Semana Santa fue un calvario para un equipo que sigue teniendo la fe intacta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios