Fútbol sala | Segunda División B

El Cádiz CF Virgili arrasa (2-8) en la segunda mitad a la Coineña

  • Los amarillos, tras su flojo arranque, ya suman seis jornadas seguidas sin perder

Los jugadores del Cádiz CF Virgili celebran un tanto. Los jugadores del Cádiz CF Virgili celebran un tanto.

Los jugadores del Cádiz CF Virgili celebran un tanto. / ccfv

El Cádiz CF Virgili sumó tres puntos más en la Segunda División B de fútbol sala y certificó su sexto partido consecutivo sin perder, endosando una goleada a domicilio a la Coineña (2-8) en el partido disputado en el pabellón municipal de la localidad malagueña de Coín.

Los de Nacho Juncal disputaron su partido más serio de la temporada, con dos partes muy diferenciadas. Una primera en la que los amarillos dominaron en los primeros compases y posteriormente se igualaron las fuerzas, y una segunda de total dominio y gran nivel a raíz del cambio táctico del técnico del equipo cadista.

Se adelantó en el marcador el Cádiz CF Virgili con un tanto de Juanmita en disparo al segundo palo en el minuto 8, pero la contienda se igualó segundos más tarde con otro en propia puerta de Kike Rodríguez ante el que nada pudo hacer el portero Javi Romero, llegándose al descanso con igualada (1-1).

En la segunda parte se puso por delante el Cádiz CF Virgili con el tanto de Juanmita, en una jugada de rechace en el área en el minuto 24, pero empató la Coineña con el de Aguilar un minuto después. Y poco después Juanmita anotaba su tercer gol para nuevamente adelantar a los amarillos, en esta ocasión de tiro cruzado tras una soberbia jugada.

Pasado el ecuador del segundo tiempo Joselito cogió la vitola de goleador para ver portería, anotando primero tras asistencia de Pablo Otero en el minuto 31 y segundos más tarde viendo portería de nuevo tras haber estado bien situado en el segundo palo. El sexto gol del Cádiz CF Virgili fue obra de Juanmita, tras un córner, en el 36’.

En los minutos finales el testigo del gol lo cogió Poti, haciendo el séptimo en un mano a mano con el portero y otro más a un minuto del final, un golazo de volea desde la mitad de su propia pista que se coló por la escuadra y puso al público del pabellón de Coín en pie, que reconoció así el tanto de bella factura y la superioridad gaditana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios