fútbol tercera división

Bodas de plata para el Cádiz B

  • El ascenso de la temporada pasada permite al filial cumplir 25 campañas compitiendo en categoría nacional

  • La plantilla cuenta con ocho fichajes y el objetivo es la permanencia

La que comenzará el próximo fin de semana será la 25ª temporada del Cádiz B en Tercera División. Un cuarto de siglo dividido en tres bloques; desde 1985 (primer ascenso) a 1998 (primer descenso), de 2004 a 2015 y a partir del año actual. Un proyecto que por segunda campaña consecutiva lidera Baldomero Hermoso Mere y que se marca como objetivo la permanencia. El técnico portuense logró el ascenso el curso pasado con juego, resultados y máxima profesionalidad, por lo que el filial se mantiene en unas manos óptimas para que continúe creciendo.

Las bodas de plata del Cádiz B en Tercera, llegan con los yogurines inmersos en un grupo X con equipos poderosos como Ceuta, Atlético Sanluqueño, Algeciras Arcos o San Roque de Lepe. A ese primer bloque de favoritos hay que unir la sorpresa que todos los años se mete arriba. El sueño es asumir ese rol de conjunto revelación, si bien lo más prudente para un recién ascendido es pensar en metas acordes a su papel y al hecho de contar con una plantilla muy joven, cuya media de edad supera en poco los 20 años.

El plantel que tendrá a su cargo Mere ha perdido jugadores importantes como Manu Sánchez, Pejiño o Weiss, si bien ha efectuado ocho incorporaciones y asciende a dos jugadores de las secciones inferiores. Los fichajes son los porteros David Gil, que procede del Getafe B y que tiene una importante experiencia en Segunda B, y Pablo Vázquez, que llega del Celta juvenil. A ellos hay que sumar a los defensas Miguel García (Murcia Imperial), Mamadou Mbaye (internacional senegalés sub'20 que militaba en el AS Dakar Sacré Coeur) y Braganza, que el curso pasado jugó en la Lebrijana. Los nuevos centrocampistas son Jordi Tur, que procede del Barcelona juvenil; Cavin Diagne, otro senegalés internacional sub'20 que llega del AF Darou Salam; y Mario, que el curso pasado fue el jugador de moda en el Conil. A estas caras nuevas hay que añadir a Alberto Durán, que sube del Cádiz juvenil; Nacho, que lo hace del Balón aunque hace dos años ya estuvo en el filial; y Juampe, que vuelve tras estar cedido en el Atlético Mancha Real. La pésima campaña pasada de los dos equipos juveniles ha provocado que sólo un futbolista haya dado el salto al Cádiz B.

El filial amarillo debutará el próximo domingo (a las 11:30 horas contra el Ceuta en El Rosal) en una Liga que le hará recorrer 5.126 kilómetros en 19 desplazamientos, siendo el más largo el de Espiel (Atlético Espeleño), localidad cordobesa que se encuentra a 296 kilómetros de la capital gaditana. Le siguen el de Lucena (243 kilómetros) y el de Lepe (239).

Otro dato llamativo es que el Cádiz se convierte en el cuarto equipo del grupo X con más temporadas en Tercera a su espalda, 25, sólo superado por el Utrera (30), Atlético Sanluqueño (38) y Algeciras (42). En el polo opuesto se encuentran el Puente Genil y el Ciudad de Lucena, que este curso hacen su debut en categoría nacional. En cuanto a campos, de hierba natural son siete: Cádiz B, San Roque de Lepe, Sanluqueño, Arcos, Los Barrios, Algeciras y Xerez CD. Y se podrían unir el Sevilla C y el Atlético Onubense (antiguo Recre B), que a veces alternan con el césped artificial. El resto de escenarios, once, son de hierba sintética.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios