Deportes

Bielsa acepta que le desautoricen pero no que digan que falta a la verdad

  • El entrenador argentino zanja la polémica y confirma en un comunicado en su perfil de Facebook que sigue al frente del Athletic.

Comentarios 3

Marcelo Bielsa ha dicho a través de un comunicado colgado en Facebook, que puede aceptar que le "desautoricen", como hizo el viernes la Junta Directiva del Athletic Club en respuesta a una rueda de prensa que el entrenador ofreció el día anterior, pero lo que no acepta es que le digan que falta "a la verdad". Por eso, el técnico argentino, aunque seguirá como entrenador del Athletic "por el compromiso" que asumió "con la institución" cuando renovó contrato, a partir de ahora cambiará "la forma" de relacionarse con la junta que preside Josu Urrutia.

"He analizado y discutido con todos los integrantes de la Junta Directiva el contenido del comunicado que emitieron. Puedo aceptar que me desautoricen, pero no que, indirectamente y sin demostrarlo, se indique que falto a la verdad. Lo ocurrido modifica la forma de relacionarnos", ha asegurado. "Puedo seguir desarrollando mi tarea como hasta ahora. La figura del Director Deportivo resuelve las situaciones que debo derivar. Mantengo el compromiso que asumí con la institución", ha añadido.

Bielsa, de todos modos, sigue considerando que "no es subjetiva" su "opinión respecto a la calidad del trabajo, grado de desarrollo del mismo, control y cumplimiento de las obras de Lezama". En ese sentido, ha reiterado que puede "demostrar que cada una de las cosas" que dijo en su comparecencia del jueves "se corresponde con hechos concretos y verificables", a pesar de que "la Junta Directiva exime de responsabilidad a las empresas encargadas de la ejecución y el control".

El rosarino se ha preguntado "¿por qué el club" y él observaron "de manera opuesta una misma realidad, siendo que las dos partes trabajamos de forma bien intencionada por un objetivo común?" Y también apunta que, "si nadie se equivocó, *por qué el primer equipo no dispone en el tiempo y la forma acordados de las instalaciones donde se realiza la pretemporada?".

El jueves pasado, en un conferencia de prensa por iniciativa propia, Bielsa consideró "una estafa, un robo y un engaño" al club lo que estaba haciendo la empresa encargada de las obras de Lezama, Construcciones Balzola, a la que acusó no sólo de estar tardando más de lo acordado en acabar las obras, sino también de estar "haciéndolo mal sabiendo que lo hace mal".

Esas palabras, y otras vertidas por el argentino en las que cuestionaba la actuación de la entidad, fueron respondidas al día siguiente por la Junta Directiva en un comunicado en el que aseguraba "no compartir, en absoluto, la opinión personal y subjetiva" de Bielsa. Además, la junta aseguró que era "correcto el cumplimiento del contrato de obra realizado hasta la fecha" y pidió "disculpas públicamente por los perjuicios" que las declaraciones de "un empleado" hubiesen podido "causar a la empresa constructora y a sus trabajadores".

Esa desautorización del club al entrenador derivó en una reunión de la Junta Directiva presidida por Josu Urrutia con Bielsa en la sede social de la entidad, el Palacio de Ibaigane. De esa reunión no trascendió nada, a pesar de que durante unas horas se temió la dimisión del entrenador, que en la mañana del lunes ha empezado a dirigir de nuevo los entrenamientos del Athletic, coincidiendo con la primera sesión de la preparación de la pretemporada en la que ha habido ejercicios con balón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios