fútbol alemania

El Bayern, luces y sombras

  • El equipo de Ancelotti, con media Liga en el bolsillo, mira a la Liga de Campeones con numerosas dudas

Robben y Schmelzer pugnan por la pelota. Robben y Schmelzer pugnan por la pelota.

Robben y Schmelzer pugnan por la pelota. / RONALD WITTEK / efe

El Bayern de Múnich se debate entre la euforia de haber goleado por 4-1 a su rival más fiero en la Bundesliga, el Borussia Dortmund, y la incertidumbre de si podrá contar con algunas de sus mejores bazas para el duelo de Liga de Campeones contra el Real Madrid.

El contundente resultado ante el Dortmund (4-1), con doblete de Lewandowski y goles de los veteranos Ribery y Robben, insufló confianza a los pupilos de Carlo Ancelotti, que ya tienen el título de liga casi en el bolsillo -diez puntos de ventaja a falta de seis jornadas- y ponen el foco en la Champions.

"Esperábamos un partido duro, pero no le dimos oportunidad al Dortmund. Jugamos verdaderamente bien", se alegró Robben, quien conformó con Ribery y Lewandowski el tridente letal.

"El miércoles llega el gran partido (...) Tenemos que enviar la señal desde el primer minuto de que queremos ganar", sostuvo Robben. "Estamos listos", comentó Ancelotti de cara al duelo con el Madrid.

Incluso el director general del Dortmund, Hans-Joachim Watzke, certificó la "sobresaliente" actuación del Bayern. "Tengo curiosidad por cómo va a jugar aquí el Real Madrid el miércoles. El Bayern, para mí, es el gran favorito en la Champions".

Sin embargo, no todo está saliendo a pedir de boca de los bávaros en las horas previas a la ida de los cuartos de la Champions. El sábado sufrieron un susto cuando el polaco Lewandowski pidió salir de la cancha con molestias en el hombro tras un choque con el portero del Dortmund, Roman Bürki.

Al término del partido, el nuevo máximo goleador de la Bundesliga, con 26 dianas, trató de disipar los temores explicando que se trataba de una contusión dolorosa, pero no dramática. "El miércoles voy a estar al cien por cien. No es tan serio", aseguró.

A ello se sumó la noticia de la probable baja de Hummels en el centro de la zaga. Su ausencia obligaría a alinear en el centro de la zaga bávara a Javi Martínez, que está jugando una muy buena temporada.

Ancelotti espera, además, poder contar nuevamente con el guardameta Manuel Neuer y el delantero Thomas Müller. "Para ganar títulos no se necesitan sólo once jugadores, sino todo el plantel", destacó Robben.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios