Deportes

El Barça se vuelve a dar un paseo por el juzgado

El Barcelona volverá a pasar por el juzgado hoy con motivo de la demanda que fue admitida a trámite hace unos meses en la que la empresa Muro Cortina Modular Publicidad (MCM) solicita 100 millones de euros de indemnización por incumplimiento de contrato.

La primera jornada de la vista civil ante el juez Antonio Morales arrancará (9:00) en el juzgado de primera instancia números 25 (sala 201) en la Ciudad Judicial de Barcelona. En el primer interrogatorio, el vicepresidente Jordi Moix será el representante del Barcelona, mientras que los testigos propuestos por MCM son Joan Olivé (ex director general época Laporta), Sandro Rosell (ex presidente del club), Antoni Rosich (ex director general época Rosell), Javier Faus (actual vicepresidente de economía), Joan Laporta (ex presidente del club) y Sol Daurella (presidenta ejecutiva de Coca-Cola Iberian Partners).

En la segunda jornada habrá más interrogatorios, así el miércoles intervendrán los peritos y el viernes las dos partes expondrán las conclusiones; la del Barça, por parte de los abogados del bufete Baker & McKenzie, y por la parte demandante, Mario Conde.

La demanda tiene su origen un incumplimiento del contrato, el que el propietario de MCM, Antonio García Valdecasas, firmó con el presidente ya dimitido del club, Sandro Rosell, después de que ambos creyesen oportuno anular el anterior y volver a redactar uno nuevo, respecto del que en su día el club subscribió por el mismo motivo cuando Joan Laporta era todavía presidente de la entidad azulgrana.

En el último tramo de la presidencia de Joan Laporta, que finalizó en 2010, el club emprendió un impulso para finalizar la ciudad deportiva y posteriormente levantar la nueva Masia. Fue en este segundo caso, cuando apareció MCM, que fue la encargada de rehacer los planos del edificio y llevar a cabo la obra, que le fue entregada al Barça cuando Rosell era presidente. No obstante, con Laporta, MCM firmó un acuerdo para que en las fachadas de la nueva Masia se colocasen unos paneles en forma de doble piel para poder proyectar publicidad.

MCM posee una patente para la construcción de dobles pieles con leds en edificios y firmó con el Barcelona un contrato para la explotación comercial, y repartir los beneficios al cincuenta por ciento.

A pesar de la nueva redacción del contrato ya con Rosell, MCM considera que el Barcelona lo ha incumplido reiteradamente por lo que, según la lectura de la firma catalana, "ha ocasionado graves perjuicios económicos, tanto al propio club, como a la empresa".

La cuantía que MCM exige como compensación por incumplimiento de contrato es de 100 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios