Fútbol | Fase de ascenso a División de Honor

El Balón rueda con todo el entusiasmo

  • El equipo de Juanma Cruz prepara en El Rosal un 'play-off' al que quiere llegar fuerte física y mentalmente

Trabajo del plantel balonista en las instalaciones de El Rosal. Trabajo del plantel balonista en las instalaciones de El Rosal.

Trabajo del plantel balonista en las instalaciones de El Rosal. / CÁDIZ CF

En dos semanas el Balón de Cádiz tendrá que afrontar el primer asalto de la fase de ascenso a División de Honor, a la que llega como tercer clasificado que era su posición cuando se detuvo la competición en el grupo gaditano de Primera Andaluza. Los balonistas se preparan en las instalaciones de El Rosal, donde, cumpliendo con el protocolo, buscan el mejor estado de forma para la semifinal contra el Jerez Industrial.

Después de muchas semanas de parón debido a la confinamiento y con los jugadores efectuando ejercicios de manera individual, el Balón por fin recuperó el trabajo en grupo para buscar el tono físico y mental que tenía cuando en marzo se acabó de manera forzosa y antes de tiempo la competición. Juanma Cruz, el entrenador, y sus ayudantes han ido preparando de manera concienzuda el trabajo que ahora desarrolla la plantilla. Varias semanas de sesiones en la ciudad deportiva con la vista puesta en el 12 de julio, que será el día que se vea las caras con el Jerez Industrial en el Antonio Barbadillo de Arcos.

Cabe recordar que las semifinales las disputarán a partido único los balonistas contra los industrialistas y el Puerto Real con el Ubrique UD. Los dos ganadores se verán las caras en la localidad serrana el sábado 18 de julio. El vencedor de ese encuentro será el que ascienda a División de Honor.

Juanma Cruz ha estado con su plantilla cumpliendo etapas en la preparación, ya que cuando se produjo la vuelta a los entrenos pasaron por unas primeras citas marcadas por la carga física. Posteriormente ha sido el balón el que ha tomado protagonismo para que otros conceptos habituales en la Liga se hayan ido refrescando en el trabajo diario.

En cuanto al Jerez Industrial, buenísimas noticias después de una semana, la segunda de entrenamientos tras la vuelta a la actividad, complicada por los sustos que han dado tanto el meta Álex García como el atacante Jesús Barrera, segundo máximo goleador del equipo.

Y es que además de que las lesiones de ambos futbolistas, claves en el equipo de Juanjo Durán, no revisten en principio la gravedad que se preveía en un primer momento, el club está de buena nueva al poder contar para el play-off de ascenso con Kevin Bonilla y Raúl Vidal, cuyo concurso no estaba nada claro por asuntos laborales.

El centrocampista ha podido arreglar su situación y, además, ha aplazado un viaje que tenía ya preparado para poder estar con sus compañeros en el Antonio Barbadillo de Arcos el próximo 12 de julio, día que se debe enfrentar al Balón.

De igual modo, el delantero también ha solventado las cuestiones laborales que hacían peligrar su presencia en la fase de ascenso a División de Honor Andaluza.

Se trata de una gran noticia para el técnico Juanjo Durán, que podrá contar con dos jugadores muy importantes para la esperada cita contra el segundo filial amarillo. Y es que el Jerez Industrial ha sufrido las bajas de varios futbolistas que han renunciado a jugar el play-off, como son los casos de los dos centrales titulares, Álex Rodríguez y Maikel, además de Alberto Piñero; contando también con la ausencia del meta Pablo Abuín, que no ha podido aplazar un viaje que ya tenía concertado antes de que el coronavirus COVID-19 provocara la suspensión de la competición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios