Deportes

Airam Cabrera recurre a la 'testiculina'

  • El delantero cadista apela a la garra y el compromiso del plantel para poder levantar la eliminatoria.

Los mensajes de la plantilla cadista se multiplican en la última semana de la temporada 2014-15, la que dará paso a la alegría del ascenso o a la decepción de un objetivo que se vuelve a escapar. No hay otra oportunidad ni camino de retorno. Ser o no ser, y eso lo sabe un vestuario, el del conjunto amarillo, que trata de 'aliñar' el partido contra el Athletic de Bilbao B para saborear la mayor gloria posible. Ese recorrido final tiene una reflexión común, la garra. La vienen pidiendo todos los protagonistas del choque del año, lo que ayer puso de nuevo sobre la mesa Airam Cabrera, quien apeló a la 'testiculina' que tan popular hizo en este club en su etapa de entrenador Jose González.

El delantero cadista fue uno de los elegidos para sentarse ayer ante los medios de comunicación. Dio la cara en la que, posiblemente, está siendo la semana más complicada de su etapa en el club gaditano como consecuencia de unas declaraciones efectuadas en su Canarias natal y que, según parece, no fueron entendidas de modo adecuado. El ariete zanja cualquier duda sobre su implicación en el proyecto amarillo. "Me sorprende que se dude de mi compromiso con el Cádiz. Me parece patético. En esa entrevista dije que quiero quedarme en el Cádiz. Por eso he decidido no leer nada para que no me perjudique", agregando que "a la gente no se le puede engañar porque mi compromiso está fuera de toda duda", aclaró.

Como persona que siempre se fija en lo que está por venir, habla de lo que espera a partir de las 12:00 horas del próximo domingo. "No vale de nada mirar atrás cuando quedan noventa minutos en los que nos jugamos toda una temporada. Es el momento de tener fe. Este partido se puede ganar con cojones. Va a ser un partido de hombres y para echar cojones". Airam llega a la conclusión de que mucho de lo vivido en la vuelta ante el Hércules debe ser el mejor referente para los futbolistas. "Nos tiene que servir de espejo los primeros veinte o treinta minutos que hicimos ante el Hércules. Hay que asediarles desde el primer momento y que sepan que noventa minutos en Carranza se les pueden hacer muy largos", apuntaba en referencia al adversario.

Un Athletic B que, según el jugador del cuadro gaditano, "nos superó y ya está". "Hay que reconocerlo. Este partido va a ser diferente en cuanto a la temperatura y lo que nos jugamos nosotros". El esfuerzo del equipo en el nuevo San Mamés es indiscutible, al menos es lo que expone Airam. "Corrimos lo que no está en los escritos, pero mal. Y dimos la sensación de acabar mejor que ellos. Cuando nos pesen las piernas debe salir el corazón", apostillaba.

Durante la rueda de prensa se le cuestionó por algunos errores que había cometido en Bilbao, quizás fruto de la precipitación, al realizar algunos pases en largo. El delantero canario expuso lo siguiente: "He dado buenos pases en Alicante y el otro día también. Es cierto que quiero dar ese último pase y que intento multiplicarme y quizás eso me perjudica".

Para Airam, es inevitable tener ya todos los sentidos en la cita del domingo, aunque lo hace con la frialdad que requiere un encuentro de tanta trascendencia. "No debemos volvernos locos. Puede pasar de todo en noventa minutos, que tendremos que administrar de la mejor manera posible". Dentro del discurso del atacante, hubo frases destinadas a la afición porque el domingo tendrá un papel determinante. "No tengáis dudas de que el equipo va a salir a apretar y que lo va a dar todo. Igual luego, como consecuencia de la alta temperatura, hay que bajar el ritmo, pero desde el primer momento vamos a salir a morder. Nunca se sabe qué va a valer para lograr el resultado deseado", añadía el jugador natural de Puerto de la Cruz.

El choque del domingo puede ser el día deseado por Airam desde que fichó por el Cádiz hace dos años, ese encuentro que lleva mucho tiempo esperando. "Desde que vine he soñado con meter el gol del ascenso, pero como si lo mete el utillero. Si lo marca otro lo celebraré con el mismo entusiasmo". Y aunque no sabe si estará entre los titulares, piensa que "el míster tiene que elegir y no es partido para poner mala cara. Debemos estar todos a una".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios