Chiclana Natural

El reciclaje de residuos selectivos aumentó un 11,72% el pasado año

  • La recogida de vidrio, papel y envases creció en 300 toneladas, mientras que los residuos sólidos urbanos se redujeron en casi 400 toneladas

Contenedores de reciclaje y de residuos orgánicos en una calle del centro. Contenedores de reciclaje y de residuos orgánicos en una calle del centro.

Contenedores de reciclaje y de residuos orgánicos en una calle del centro. / Sonia Ramos (CHICLANA DE LA FRONTERA)

El hábito de reciclar en los domicilios chiclaneros se va extendiendo poco a poco y año tras año. Así lo hacen constar las estadísticas sobre los resultados generales de la recogida de residuos durante el año 2019. Chiclana Natural ha constatado que en este periodo se ha recogido selectivamente en Chiclana un 11,72% más con respecto al año anterior. Es decir, entre envases, vidrio y papel y cartón se han obtenido exactamente 2.811 toneladas, lo que supone un incremento en cifras absolutas de 300 más que en 2018.

Desglosando estos datos por tipos de residuos, el vidrio encabeza la recogida, con 1.187 toneladas, 29 toneladas más que en 2018, lo que eleva el aumento a un 11,56% con respecto al año anterior. No obstante, la subida más llamativa la han experimentado los envases, con un 13,20% de incremento. Exactamente han sido 847,16 las toneladas, es decir 100 toneladas más que en los 12 meses precedentes. En tercer lugar, se encuentra el papel y el cartón, con una subida porcentual de 10 puntos, concretamente 777 toneladas, 73 más que en 2018.

Como viene siendo habitual por el incremento de la población flotante, los meses de verano, es decir julio, agosto y septiembre, acaparan el mayor y más significativo crecimiento de las cifras de recogida. Por otra parte, los residuos sólidos urbanos generados en la ciudad a lo largo de todo 2019 disminuyeron en cerca de 400 toneladas. Concretamente, se recogieron en la ciudad 61.569 toneladas, medio punto porcentual menos que en 2018.

En este sentido, el delegado municipal de Medio Ambiente, Roberto Palmero, considera este dato como “altamente positivo, puesto que depositar menos basura en los contenedores grises indica que los ciudadanos se cuidan más de seleccionar la basura en casa para que en cada contenedor vaya la más adecuada. Es decir, si baja la recogida en los contenedores grises y aumenta en los de reciclaje, es señal de que los ciudadanos están en el camino de reciclar correctamente”.

De igual forma, Palmero, apostilla que “vamos a hacer hincapié en cuantas iniciativas y medios ayuden a la concienciación ciudadana, para que estos niveles de recuperación de residuos sigan aumentando en todo el abanico de fracciones susceptibles de ser recuperadas para una nueva vida”. Por ello, el edil de Medio Ambiente anima a la ciudadanía “a continuar por este camino, puesto que es un eslabón fundamental en la lucha contra la contaminación y degradación del medio en el que vivimos y contra el cambio climático”. “Desde la Delegación de Medio Ambiente vamos a insistir por todos los medios de los que disponemos para que se sigan fomentando los beneficios del reciclado, que son esenciales para la sostenibilidad medioambiental”, abunda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios