Denuncias laborales

Podemos se hace eco de las protestas de los trabajadores de la limpieza de playas en Chiclana

  • Denuncia que estos empleados llevan años reivindicando su equiparación al resto del personal del sector para solucionar las precarias condiciones en las que se encuentran

  • Acusan al Consistorio y a Chiclana Natural de no atender sus demandas

Los miembros de Podemos, durante una de las protestas protagonizadas ayer por los trabajadores a las puertas de Chiclana Natural.

Los miembros de Podemos, durante una de las protestas protagonizadas ayer por los trabajadores a las puertas de Chiclana Natural. / D.C. (Chiclana)

Podemos Chiclana ha hecho público su malestar por la "pasividad del Ayuntamiento frente al conflicto surgido dentro de las empresas de limpieza de nuestras playas, las cuales llevan reivindicando varios años la elaboración de un convenio para garantizar sus derechos laborales", denuncian, tras los actos de protesta que estos empleados llevan días protagonizando, los últimos en la jornada de ayer miércoles tanto a las puertas del Ayuntamiento como de la empresa Chiclana Natural.

En este sentido, el portavoz municipal de la formación, Jorge Guerrero, dice sentir "gran malestar y asombro al conocer la situación de los trabajadores de nuestras playas, playas que lucen el distintivo de bandera azul pero que mantiene a sus trabajadores en absoluta precariedad". "Hemos podido saber, -continúa argumentando- por conversaciones con el portavoz de los trabajadores de la UTE, que los responsables políticos en este asunto, el gerente de Chiclana Natural, Santiago Gutiérrez (IU), y el delegado de Medio Ambiente, Roberto Palmero (IU), dicen no poder hacer nada por solucionar el conflicto, cosa que a nosotros nos parece alarmante, puesto que el incumpliendo de los derechos laborales de los trabajadores subcontratados puede ser objeto de sanciones por parte de la administración pública hacia la empresa que presta el servicio o, incluso, conllevar la resolución del contrato de la concesión".

Respecto a esto, Guerrero indica que “vamos a ponernos en contacto con el delegado de Medio Ambiente para que nos explique su posición y las opciones que tiene sobre la mesa, pero hay que reconocer que esta problemática viene de muy lejos y cuando se hicieron con esta responsabilidad deberían haber pensado, de entrada, en cómo solucionar estos conflictos latentes”.

“Estas empresas cometen una serie de irregularidades manifiestas en sus obligaciones contractuales con sus trabajadores. La UTE playas, tiene una diferencia salarial de al menos 500 euros con sus compañeros del mismo sector y que trabajan en las mismas playas”, explica Guerrero, y añade que, “además, estos trabajadores se extralimitan en sus funciones puesto que mantienen la limpieza del viario de toda la zona cercana a la playa cuando para ello ya está contratada la empresa Vertresa. La UTE tiene su contrato suscrito a la playa estrictamente y no al viario, que compete a otro contrato y por ende otro servicio”.

“Exigimos a la empresa pública Chiclana Natural que fiscalice los pliegos de condiciones de los contratos suscritos por externalización de servicios, cosa que a día de hoy no ocurre. Casos como el de la empresa Urbaser, que jubila a oficiales de servicio o no los repone en la plantilla o los repone con personal no cualificado por lo que produce un ahorro significativo en la empresa pero que a los ciudadanos nos cuesta lo mismo. La empresa ha pasado de tener a más de 100 trabajadores a tener algo más de 70, por lo que los beneficios empresariales son mayores. No se puede consentir que esto ocurra en un servicio que se lleva la mitad del presupuesto de Chiclana Natural. Más de 10 millones de euros, de los que solo se conoce el coste total pero no se obtienen datos sobre si la ejecución de los contratos de personal se hacen conforme la Ley de Contratación del Sector Publico y en base al estatuto de los trabajadores, cosa que al parecer es el asunto que genera el conflicto”, denuncian desde Podemos.

Guerrero añade que “la UTE solo cuenta con nueve trabajadores fijos, teniendo a trabajadores encadenando contratos eventuales por más de 10 años, por los que mantiene bajo el yugo de la eventualidad a la plantilla que no puede hacer valer sus derechos por miedo a no ser llamados para la próxima temporada, como ya vienen denunciando los propios trabajadores”.

“En estos momentos, la concesión del contrato de prestación de servicios esta caducada, por lo que está a expensas de una nueva concesión y es lo que la empresa pone como excusa, que no va a negociar ningún convenio con los trabajadores hasta saber las condiciones del futuro contrato y, a su vez, es la misma argumentación que mantiene el Ayuntamiento, que no pueden redactar la licitación mientras esta UTE no le diga cuáles van a ser los costes del servicio cuando aprueben el convenio, así que, como dice el dicho, los unos por los otros y la casa sin barrer”.

Para finalizar, la formación morada pide una solución al Ayuntamiento de manera dialogada pero, sobre todo, pide al delgado, Roberto Palmero, que "vele por el dinero público y los derechos de los trabajadores, puesto que esta Administración debe estar en la excelencia con estos asuntos y ser ejemplo de cómo se debe de tratar y cuidar a sus trabajadores, estén subcontratados o no”. Y, por otro lado, remarcan que “estos servicios deberían ser plenamente públicos, los salarios justos y sin diferencias entre unos y otros, deberían tener un convenio serio que respaldara sus derechos y debería haber garantías. Los servicios públicos se merecen respeto y un control exquisito por parte de las instituciones que permiten que sufran una explotación externa”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios