DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Desde hoy lunes día 4

Coronavirus en Chiclana: La Policía recuerda el uso obligatorio de mascarillas en los transportes

  • La nueva normativa también introduce medidas relacionadas con los trabajadores de los servicios públicos y los ocupantes de vehículos privados

Un agente de la Policía realiza un control a vehículos en el centro de la ciudad, durante el actual estado de alarma. Un agente de la Policía realiza un control a vehículos en el centro de la ciudad, durante el actual estado de alarma.

Un agente de la Policía realiza un control a vehículos en el centro de la ciudad, durante el actual estado de alarma. / Sonia Ramos (Chiclana)

La Policía Local de Chiclana ha recordado a través de sus redes sociales y canales de comunicación que desde hoy lunes día 4 de mayo, según Orden TMA 384/2020, el uso de mascarillas que cubran nariz y boca será obligatorio para todos los usuarios del transporte en autobús, ferrocarril, aéreo y marítimo. Asimismo, será obligatorio para los usuarios de los transportes públicos de viajeros en vehículos de hasta nueve plazas, incluido el conductor. Estas nuevas normas vienen a sumarse a las que ya estaban vigentes con motivo del actual estado de alarma a causa del coronavirus.

Por su parte, los trabajadores de los servicios de transporte que tengan contacto directo con los viajeros deberán ir provistos de mascarillas y tener acceso a soluciones hidroalcohólicas para practicar una higiene de manos frecuente.

En los transportes privados particulares y privados complementarios de personas en vehículos de hasta nueve plazas, incluido el conductor, podrán desplazarse dos personas por cada fila de asientos (en los casos legalmente permitidos), siempre que utilicen mascarillas y respeten la máxima distancia posible entre los ocupantes.

En los transportes públicos de viajeros en vehículos de hasta nueve plazas, incluido el conductor, podrán desplazarse dos personas por cada fila adicional de asientos respecto de la del conductor, debiendo garantizarse, en todo caso, la distancia máxima posible entre sus ocupantes.

En el transporte público regular, discrecional y privado complementario de viajeros en autobús, así como en los transportes ferroviarios, en los que todos los ocupantes deban ir sentados, las empresas adoptarán las medidas necesarias para procurar la máxima separación posible entre los viajeros, de tal manera que no podrán ser ocupados más de la mitad de los asientos disponibles respecto del máximo permitido. En todo caso, en los autobuses se mantendrá siempre vacía la fila posterior a la butaca ocupada por el conductor.

En los transportes públicos colectivos de viajeros de ámbito urbano y periurbano, en los que existan plataformas habilitadas para el transporte de viajeros de pie, se procurará que las personas mantengan entre sí la máxima distancia posible, estableciéndose como referencia la ocupación de la mitad de las plazas sentadas disponibles, y de dos viajeros por cada metro cuadrado en la zona habilitada para viajar de pie.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios