Balance de los conciertos en Sancti Petri

El Concert Music Festival se afianza como elemento fundamental de la oferta turística en Chiclana

  • La segunda edición del ciclo estival de espectáculos musicales consolida al evento en el panorama nacional

Manuel Carrasco ha sido uno de los artistas que mayor expectación han generado en la segunda edición del festival. Manuel Carrasco ha sido uno de los artistas que mayor expectación han generado en la segunda edición del festival.

Manuel Carrasco ha sido uno de los artistas que mayor expectación han generado en la segunda edición del festival. / Nacho Frade (CHICLANA DE LA FRONTERA)

Comentarios 0

Una vez finalizada la segunda edición del Concert Music Festival Sancti Petri se puede decir, sin miedo a equivocarse, que esta iniciativa ha supuesto la mayor revolución en la oferta de ocio estival de la ciudad en su historia reciente, un evento que ha llegado para situar a Chiclana en los puestos de cabeza del panorama musical nacional por segundo año consecutivo y que ha conseguido acabar de un plumazo con una de las principales asignaturas pendientes de la localidad como destacado destino turístico nacional, la falta de un atractivo de ocio de primer nivel más allá de su oferta hotelera y medioambiental.

Y es que, a diferencia de lo que sucedía hasta hace tan sólo dos años, Chiclana ha conseguido dar un salto incalculable de calidad en su oferta de ocio y espectáculos, hasta el punto de pasar de una prácticamente nula programación de conciertos estivales, a que, en una sola semana del festival, hayan actuado en el Poblado de Sancti Petri artistas de la talla de Café Quijano, Raphael, Pablo López, Diana Navarro y Gloria Gaynor, entre otros muchos, algo impensable durante muchos años, en los que desde diferentes sectores se ha demandado la necesidad de contar en la ciudad con una oferta musical y de ocio a la altura de un destino turístico como en el que se ha convertido Chiclana.

Los próximos años se antojan claves para que el festival siga siendo referencia a nivel nacional

Sin duda, la apuesta que ha hecho la firma Concert Tour, de la mano del Consistorio, debe ser el camino a seguir y el eje en torno al que se articule una serie de propuestas e iniciativas, no sólo musicales o de espectáculos, sino también gastronómicas, medioambientales o culturales, que terminen de completar un abanico cada vez más amplio y diverso para hacer que el destino Chiclana se consolide como uno de los más atractivos del país.

En esta línea, los próximos cuatro años, en los que ya se ha garantizado la continuidad de este evento, serán claves para alcanzar dichos objetivos, de forma que el Concert Music se afiance en la ciudad como parte indispensable de su oferta y seña de identidad de su marca turística y de ocio, siempre desde la sostenibilidad y la compatibilidad con el entorno en el que se desarrolla, algo que se antoja vital para que Chiclana siga situándose entre los destinos mejor considerados de España en cuanto a rentabilidad y ocupación, empresa nada fácil dada la gran competencia con la que cuenta.

De momento, los primeros pasos, los que se han dado en las dos primeras ediciones del festival, son muy esperanzadores, algo que invita a redoblar esfuerzos tanto a sus promotores como a las administraciones que lo apoyan, ya que no sólo está en juego la consolidación y el crecimiento de uno de los principales eventos musicales del verano en el país, sino también toda una cascada de consecuencias y repercusiones económicas y turísticas de gran calado para un destino como Chiclana, que hasta la llegada del Concert Music había adolecido de la falta de una verdadera oferta de ocio de primer nivel a la altura de su propuesta hotelera y medioambiental.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios