Chiclana

Un mes lleno de actividades para menores gracias al proyecto inclusivo 'De-Vuelta'

  • Una iniciativa que se ha llevado a cabo en la barriada de Carabina, en Solagitas, con pequeños en situación de vulnerabilidad

Uno de los talleres que han realizado los niños de entre 6 y 12 años en la sede de la AVV Fernando Quiñones. Uno de los talleres que han realizado los niños de entre 6 y 12 años en la sede de la AVV Fernando Quiñones.

Uno de los talleres que han realizado los niños de entre 6 y 12 años en la sede de la AVV Fernando Quiñones. / Sonia Ramos

Los niños de la barriada de Carabinas en Solagitas han vivido un mes de julio totalmente diferente al de otros veranos. En concreto, 23 pequeños de esta zona en situación de vulnerabilidad han participado en 'D-Vuelta', un proyecto único en Chiclana que se basa en un modelo de ocio inclusivo y de educación en valores.

Esta iniciativa que parte de la asociación Arrabal se ha llevado a cabo gracias a la financiación de Obra Social 'La Caixa' y el Ayuntamiento de Chiclana. "Asimismo sin la ayuda de la AAVV Fernando Quiñones tampoco hubiese sido posible", según destacaba la responsable de este proyecto, Ruth Rodríguez, ya que "esta asociación es la que ha ofrecido sus instalaciones para la realización de las diferentes actividades que hemos realizado durante todo este mes".

Según explica la responsable de 'D-Vuelta', el principal objetivo de esta iniciativa era "dar una iniciativa de ocio que fomente la creatividad, la educación emocional y el interés en áreas como el medio ambiente, el género o el inglés como una segunda lengua".

Toda esta educación en valores la han llevado a cabo gracias a los diferentes juegos y talleres que han ido realizado todos los martes y jueves de este mes de julio. Estos 23 niños han realizado cada día actividades totalmente distintas como repostería, yoga, juegos cooperativos, zumba y muchas manualidades.

Cabe destacar que estos niños tienen edades comprendidas entre 6 y 12 años, a los que los monitores han adaptado cada actividad a cada menor estando todos en el mismo aula.

Este proyecto llegaba ayer a su fin para tristeza de padres, niños y monitores. "Ahora que todo empezaba a rodar, a que los niños estuvieran menos nerviosos, a conocerlos mejor,... es cuando se termina. La verdad que el proyecto ha tenido muy buena aceptación en esta barriada. Tanto los niños que han venido como los padres de los mismos, les hubiese encantado que hubiera durado hasta agosto. Además desean como nosotros que también se realice el año que viene", asegura Ruth Rodríguez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios