Chiclana

El Pleno de las ordenanzas fiscales hace tambalearse el pacto de investidura

  • El distanciamiento entre IU y PSOE pone en peligro los acuerdos alcanzados por ambas formaciones tras las elecciones Rodríguez acusa a Román de "mentir y utilizar una política bajuna y torticera"

Las decisiones adoptadas durante el último Pleno ordinario, en el que la oposición en bloque votó en contra de las ordenanzas fiscales presentadas por el equipo de gobierno y en las que, entre otras medidas, se contemplaba una subida del IBI, podrían tener consecuencias más allá de las directamente relacionadas con los asuntos tratados en dicha sesión. Tales decisiones y la cascada de declaraciones y acusaciones que se han venido sucediendo tras el citado Pleno en las que desde el equipo de gobierno se ha hecho hincapié en la idea de que es la oposición la responsable, tras su rechazo a las ordenanzas fiscales, de las medidas que tendrá que tomar, entre ellas importantes recortes que podrían afectar a cuestiones como el salario de los funcionarios, las prestaciones y ayudas para determinados colectivos o la correcta prestación de los servicios municipales, entre otras.

Ante esta postura del equipo de gobierno, la portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida, Ana Rodríguez, salió ayer al paso de dichas manifestaciones, lamentando la "maniobra torticera y la 'política bajuna' del alcalde y su equipo de gobierno a la que estamos asistiendo desde la celebración del último Pleno". En concreto, criticó "la utilización de las necesidades de la ciudad y de los distintos colectivos para hacer política partidista y lanzarlos contra la oposición, solo a beneficio de Román y su gobierno".

Para la concejala de IU, tras el Pleno en que la oposición no aprobó la subida del IBI para 2016, "la única maniobra de José María Román ha sido reunirse con colectivos, uno por uno, para decir que la no aprobación de las ordenanzas ha provocado que los grupos de la oposición recorten en inversiones municipales". Ante esta situación, Rodríguez ha afirmado que el alcalde "está engañando y es una vergüenza", además de plantear que el PSOE "se ha negado a negociar desde julio porque lo tenía maniobrado políticamente para sacar el beneficio de hacerse la víctima y decir a la gente que no puede gestionar porque no tiene presupuesto, aunque realmente es porque no tiene capacidad".

"En este tiempo -continuó la portavoz de IU- el Gobierno debería haberse preocupado de explicar qué va a hacer con los 60 millones de euros que existen sin cobrar en tasas e impuestos municipales, tal y como reconoció Román en el último Pleno. Sin embargo, no ha anunciado ni un mínimo refuerzo en el servicio de inspección".

Sobre esta suma de impagos, la portavoz izquierdista también planteó que "tan solo con que el equipo de gobierno se preocupase de cobrar un diez por ciento de este total, seis millones de euros, se recaudaría la misma cantidad que pretendían a través de la subida del IBI". Así las cosas, Ana Rodríguez ha cuestionado "por qué el Gobierno del PSOE no se pone manos a la obra" y a la vez ha censurado que la postura sea "seguir con la política barata de hacerse las víctimas ante los colectivos de la ciudad". "Todo ello -agregó- con la desfachatez de no haber mencionado en ningún momento recorte alguno en las asignaciones presupuestarias del equipo de gobierno. Sólo se ha hablado de reducir gastos de los grupos de la oposición, que aceptamos, pero también cuestionamos cuándo van a demostrar ellos algo".

La también coordinadora local de IU se ha dirigido a José María Román para "recordarle que los tiempos actuales no son los mismos que en los gobiernos socialistas anteriores, en los que se gestionaba a golpe de dinero. Ahora hay que gobernar con austeridad y se va a demostrar si el alcalde es o no un buen gestor". También ha querido señalar que el Gobierno local está en minoría "y no puede ir con la arrogancia que está demostrando", una actitud que "se le puede volver en contra si los colectivos se dan cuenta de la realidad y de que si no se hace nada, es por incapacidad".

Ante esta situación, Rodríguez ha recomendado al alcalde que en los próximos cuatro años "se preocupe por fomentar el diálogo y la cooperación con los grupos de la oposición por el bien de la ciudad que gobierna". "Hasta ahora Román sólo ha actuado con arrogancia, contando mentiras y verdades a medias. Debe hacer un ejercicio de responsabilidad serio y demostrar que sabe hacer política de altura y no bajuna. Ir a calentar a los colectivos uno por uno es 'política bajuna' y el gobierno no está aquí para eso, sino para dar soluciones a la ciudadanía", ha afirmado al respecto.

En este contexto, todo parece indicar que el manifiesto alejamiento que sufren en este momento ambas formaciones pone en serio peligro el pacto al que llegaron tras las elecciones, y por medio del cual desde IU se ofreció la mano al PSOE para apoyarle en la investidura de José María Román como alcalde, a cambio de una serie de acuerdos y una hoja de ruta común en algunos de los asuntos más importantes para la ciudad y que para la formación liderada por Ana Rodríguez eran vitales en cuanto a su intención de dar un giro hacia la izquierda a la gestión municipal.

Sin embargo, los tres votos a favor con los que IU concedió la mayoría absoluta a Román en la sesión de investidura parecen ahora muy poco probables, si las posturas no se reconducen y la confrontación baja de decibelios.

En el horizonte más inmediato, decisiones plenarias tan importantes como la aprobación provisional del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que está prevista este mismo mes de noviembre, o los Presupuestos municipales, iniciativas para las que el PSOE no cuenta con mayoría en el Salón de Plenos y que podrían correr la misma suerte que las recientemente rechazadas ordenanzas fiscales si no hay un cambio radical de posturas.

En esta línea, la concejala de IU sentenció ayer que si el Gobierno municipal "pretende utilizar a nuestro grupo de forma torticera, nosotros no estamos dispuestos a jugar. Sólo van a contar con nuestro apoyo si hablamos de medidas responsables y soluciones para Chiclana". "La política hay que hacerla de altura, transparente y a las claras. A la política sucia nosotros no vamos a jugar nunca", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios